Justicia Federal de Mendoza

El Senado nacional aprobó a 2 conjueces para la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza

El juez provincial Ramiro Salinas y el abogado Fernando Peñaloza ya pueden integrar la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza para cubrir dos de las tres vacantes por renuncias y fallecimiento. Mientras, sigue trabado en Buenos Aires un concurso del Consejo de la Magistratura de la Nación

El Senado nacional aprobó que los mendocinos Ramiro Salinas y Fernando Peñaloza se desempeñen como conjueces de la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza en caso de ser necesario completar ese tribunal.

Así lo indica la resolución 256 de la Cámara de Senadores de la Nación, que establece que ambos recibieron acuerdo en la sesión del 1 de septiembre.

En tanto, sigue trabado en Buenos Aires por cuestiones políticas el concurso 409 para designar a jueces titulares que cubran tres vacantes.

imagen.png

Los conjueces de la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza

Salinas es juez de sentencia del fuero penal de Mendoza, docente e integrante del Consejo de la Magistratura de la provincia.

Peñaloza se desempeña como abogado en forma particular y fue querellante por la Secretaría de DDHH de la Nación en casos de lesa humanidad.

imagen.png
Fernando Peñaloza.

Fernando Peñaloza.

Ambos fueron propuestos por el Poder Ejecutivo Nacional para integrar la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza como consecuencia de las tres bajas sufridas por este tribunal en los últimos tiempos.

Las vacantes y el concurso 409 pendiente

Tres vacantes dejaron las renuncias de Olga Arrabal y Juan Antonio González Macía y el fallecimiento de Alfredo Porras.

Por ello, hoy, la Cámara, con competencia sobre casos de Mendoza, San Juan y San Luis, tiene tres integrantes: Manuel Pizarro, Juan Ignacio Pérez Curci y Horacio Castiñeira de Dios.

imagen.png
Manuel Pizarro.

Manuel Pizarro.

Serán esos magistrados quienes decidirán si convocan a Peñaloza y a Salinas -o a alguno de los dos- a sumarse de manera permanente u ocasionalmente para resolver algún expediente en particular.

Particular es la situación de Salinas, ya que por su situación de magistrado debería pedir licencia especial por cargo de mayor categoría cuando sea llamado a integrar ese tribunal federal.

Lo de Peñaloza asoma como sencillo, ya que no ejerce la magistratura y ejerce la abogacía en forma particular. En los últimos tiempos intervino como querellante en el megajuicio Próvolo I y en el caso de Abigail Carniel, desaparecida en Las Heras.

Te puede interesar: Marcelo D'Agostino, sobre el proyecto de Rodolfo Suarez: "No creo que la Corte esté contaminada por la política"