Análisis y opinión

El libertario Milei mostró la hilacha y se fue al mazo apenas arrancó en Diputados

Tras asumir como diputado, el libertario Javier Milei ya nos empezó a deleitar con actitudes típicas de la "casta política"

Javier Milei (51) ya actúa como si fuera "casta política". Recién lleva una semana en el cargo de diputado nacional y ya empezó a faltar a sus obligaciones en el Congreso. Nos vendió que era un esclarecido en materia económica, pero no fue a la reunión en la que el ministro de Economía, Martín Guzmán, defendió el proyecto de presupuesto del Gobierno para el 2022. Adujo "razones personales".

¿No era ése el lugar adecuado para que luciera su verba inflamada y sus conocimientos de la Escuela Austríaca de Economía? Claro que lo era, pero el libertario prefirió irse a una reunión política en Rosario con gente de su tribu y unos influencers. Que alguien le avise que ahora está cobrando un excelente sueldo que le pagan los contribuyentes.

Mucha reunión con avispados de las redes sociales y sin embargo fueron esas mismas plataformas las que lo lincharon a través de una invasión de memes por la metida de pata de no cumplir con sus nuevas obligaciones laborales. Uno de esos memes recordaba frases de Milei contra los políticos, como por ejemplo "¡Pónganse a trabajar zurdos de mierda!". Otro afirmaba: "¡Viva la Libertad, carajo. No voy a trabajar!".

Berrinche de nene

Dicen en su entorno que el señor está enojado porque no lo eligieron para integrar la Comisión de Hacienda y Presupuesto. Error suyo el no haberse movido adecuadamente para lograrlo. Pelear con los tiburones enquistados en el Congreso no es lo mismo que moverse como pez en el agua en los canales de televisión donde, despeinado y gritón, Milei estaba acostumbrado a desplegar su rutina.

Que le descuenten el día, exigirá usted. Y no le faltará razón. En las redes le recordaron que "En el modelo que Milei defiende ya estaría despedido por la ridícula metida de pata".

No puede negarse que parte de sus lecturas de la realidad económica han logrado tener eco en muchos ciudadanos de a pie, quienes si bien no lo votarían, lo tenían en consideración ya que algunos de sus argumentos se acercaban al sentido común. Ahora retrocedió varios casilleros.

Punto para Espert

La reunión con Guzmán era la oportunidad para que Milei se luciera con sus conocimientos de teoría económica en el Congreso. Se trataba de uno de los encuentros más importantes del año en materia legislativa y él podía asistir sin ningún problema por más que no integrara la Comisión de Hacienda y Presupuesto.

Pero está visto que una cosa es hacer política en los sets de TV donde era tratado como una vedette y otra muy distinta ir a pelear espacios de poder en la Cámara de Diputados de la Nación.

José Luis Espert, otro de los libertarios que fue elegido diputado nacional, marcó la diferencia respecto a su alocado compañero de ruta. No sólo concurrió a escuchar a Guzmán porque era su obligación laboral sino que además expuso con convicción sus puntos de vista en contra del proyecto de ley de Presupuesto.

Lo "operaron"

Los asesores de Milei dijeron que el ministro Guzmán había "operado" la fecha de la reunión informativa para no cruzarse con Milei. Así lo planteó, por ejemplo, Santiago Oría, director audiovisual de la Campaña Milei 2021, quien añadió que sin embargo el libertario "lo atendió a Guzmán con sus declaraciones en los medios".

Es gracioso. Ni a él ni a su entorno aún les cayó la ficha. ¿Y su hermana, a la que él apoda "El Jefe", y que era tan avispada? Al parecer no entendieron que trabajar en el Congreso no es lo mismo que trajinar como iconoclasta económico en los medios. En Diputados cuesta mucho más hacerse notar. Hay un ejército de representantes y que te conozcan es una filigrana.

Carlos Maslaton, especialista en bitcoin, agente bursátil y difusor de ideas extremas de derecha tipo Bolsonaro, dejó en las redes la siguiente perlita: "Milei destruyó en Rosario el Presupuesto y el plan económico de Guzmán. Es probable que estemos ante el mejor discurso de la historia de Milei. Obra maestra de la argumentación financiera. Es correcto que lo haga desde Rosario y no desde una ridícula comisión".

¿No era que Milei se vanagloriaba de tener "ventaja relativa" para discutir con Martín Guzmán? ¿Por qué arrugó y adujo "razones personales" como si estuviera indispuesto cuando en realidad el faltazo era para irse a un acto partidario en Rosario.

Los liberales sensatos y comprometidos con el país deberían hacerle llegar las facturas correspondientes al libertario Milei. Lo de este tipo fue un papelón que atrasa y desfavorece al liberalismo.