Cuestionó al INDEC

El intendente de Godoy Cruz denunció que este año perderá $1.300 millones de coparticipación

Diego Costarelli cuestionó que el censo del INDEC, sobre el que se basa la coparticipación, está mal hecho. "Dice que en 12 años la población creció en 3.200 personas y el padrón electoral muestra 42.000"

"Esta plata no me alcanza para los gastos". La frase, que podría ser la de cualquier mendocino que compara su sueldo con lo que debe gastar, esta vez la dijo el intendente de Godoy Cruz, Diego Costarelli, cuando recibió la liquidación de la primera quincena del año de coparticipación. Es que detectó que este año perderá $1.300 millones porque ese dinero que envía la Nación se basa en el censo poblacional del INDEC "que está mal hecho".

"Gran parte de lo que nos llega por coparticipación se basa en la población de cada comuna. Para eso, la Nación toma de referencia el censo del 2022 que evidentemente está mal hecho. Según esos datos, del 2010 al 2022 Godoy Cruz tiene 3.256 personas más y entre el 2011 y 2021 el padrón electoral nos muestra que tenemos 42.113 personas más, hay una diferencia abismal entre uno y otro", se quejó Costarelli.

Pero esa no es la única cifra que los hace desconfiar de los números del censo. Cuando se los compara con los datos de la Dirección de Catastro surge que hubo un crecimiento de los padrones construidos y transferidos para vivienda del 12,49%.

Costarelli - Hospital Lencinas
El intendente de Godoy Cruz, Diego Costarelli, admitió que le preocupa la continuidad de las obras que previó para el 2024 por la caída de lo que recibía de coparticipación nacional.

El intendente de Godoy Cruz, Diego Costarelli, admitió que le preocupa la continuidad de las obras que previó para el 2024 por la caída de lo que recibía de coparticipación nacional.

"Eso supone que hay 8.100 construcciones habitables más en ese periodo. Es imposible que haya 3.200 personas más si tenemos ese nivel de construcción de viviendas. El Censo es totalmente cuestionable y es grave, porque sobre ese dato se toman decisiones económicas que son determinantes" insistió.

El intendente encendió las alarmas porque comprobó que del Presupuesto 2024 por el que se le aprobó una pauta de gastos de $40.000 millones, ahora debe restar estos $1.300 que no recibirá de la Nación. A eso se le suma lo que dejó de percibir la comuna por la reforma en Ganancias, que ahora se podría retrotraer con el nuevo proyecto de Javier Milei, y un "esperable resentimiento en la recaudación por la crisis". Todo conforma un combo difícil de enfrentar con las reducidas arcas municipales.

Por tanto ya le envió una nota al ministro de Hacienda, Víctor Fayad, para que desde allí parta un pedido de información detallada del Censo al INDEC.

"Ese es el primer paso porque queremos tener la información detallada, pero estamos evaluando ir a la Justicia, porque el perjuicio en coparticipación que vamos a sufrir es grande y nos obligará a recortar obras y otras acciones que teníamos previstas", adelantó.

TE PUEDE INTERESAR: El Gobierno anunció que la coparticipación para Mendoza cayó 20% tras los cambios en Ganancias

"La ley de coparticipación quedó vieja y hay que renovarla"

El intendente godoycruceño no sólo cuestionó la veracidad del censo poblacional del 2022, sobre el que se basa la coparticipación de los impuestos nacionales, sino que fue más allá y resaltó que la misma ley de coparticipación "ya quedó obsoleta porque la población es pendular, nosotros les prestamos servicios a mucha más gente de la que vive en el departamento", argumentó Costarelli.

Para sostener esa necesidad de actualizar la ley de coparticipación aportó que la densidad poblacional de Godoy Cruz es la más grande de la provincia, siendo el departamento donde más personas viven por kilómetro cuadrado, allí esa ecuación es de 2.461 habitantes por kilómetro cuadrado, y a ellos se suman los que van a Godoy Cruz en busca de algún servicio, como por ejemplo el de educación.

"Es inviable que nosotros como municipio tengamos que atender a esa cantidad de personas con menos recursos. Hay un aumento exponencial en matrículas escolares de nivel inicial, en el sector comercial y en los polos gastronómicos. No estoy pidiendo que se distribuya más plata, sino que se haga de forma distinta, teniendo en cuenta otro tipo de índices que hacen al funcionamiento de los municipios”, concluyó.

Temas relacionados: