Dalmiro Garay, de 47 años, fue elegido este viernes presidente de la Suprema Corte de Justicia hasta noviembre de 2021.

Fue en una reunión celebrada en el cuarto piso de los tribunales y de la cual no participaron los supremos peronistas Omar Palermo, Mario Adaro y Julio Gómez para “no legitimar” a Teresa Day –ella sí asistió al cónclave- como integrante del máximo tribunal de justicia de Mendoza.

Te puede interesar: Qué monto tendrá el nuevo bono de ANSES

Este faltazo del ala peronista de la Corte había tenido su antecedente en el Senado este martes, cuando sus legisladores y otros de la oposición no participaron de la sesión y votación secreta que sirvieron para que Teresa Day llegara al máximo tribunal.

La Corte volvió a reunirse este viernes luego de varios meses. Fue para designar al supremo encargado de completar el mandato que Jorge Nanclares dejó inconcluso cuando renunció esta semana.

Todo, en un contexto de altísimo voltaje político por la postulación a cargo del Gobierno, la aprobación a cargo del Senado y el juramento de Teresa Day en Casa de Gobierno en reemplazo de Nanclares (70).

Garay integra la Corte provincial desde el último día de julio de 2018 a propuesta del entonces gobernador Alfredo Cornejo. Tomó el lugar que dejó Alejandro Pérez Hualde, quien se jubiló. Fue ministro de Gobierno durante gran parte de la gestión de Cornejo y uno de los principales responsables de una serie de reformas del Estado provincial.