En tres días, el coronavirus en Mendoza sumó 1.733 casos positivos. Las cifras llevaron al gobierno provincial a admitir que están analizando volver a Fase 1.

Te puede interesar...

Por ahora, hay algunas razones que frenan al gobernador Rodolfo Suarez a volver a Fase 1 en Mendoza. La principal es la economía. El gobernador sabe que muchas pymes e industrias no soportarán otra vez un cierre como fue al principio de la cuarentena por coronavirus en Mendoza.

La cuenta es simple. Si estas cierran, no tendrán ingresos y no podrán pagar sueldos y el ATP no será suficiente. Peor aún, si cierran definitivamente, seguirá creciendo la cantidad de desempleados en Mendoza. Es decir, la Fase 1 podrá emparchar el sistema sanitario pero provocará otro daño.

Esa es la cuenta que saca Suarez en su despacho. Pero también es cierto que sobre el escritorio están los otros números. La curva de contagios de coronavirus en Mendoza no deja de crecer.

El 40% de los testeos dan positivo, los médicos y enfermeros ya se encuentran extenuados y las terapias intensivas comienzan a saturarse.

Por eso es que desde la Nación este viernes llegaron insumos a Mendoza. Entre ellos hay más de 100 respiradores.

Cuando se decide la vuelta a Fase 1

Parte del arco político especula que con la visita de Alberto Fernández a Mendoza, este lunes 7 de septiembre, también llegaría el anuncio del regreso a Fase 1. Pero desde la provincia apuestan a tener varios días más.

Esto se debe a que los tres primeros días de septiembre arrojaron resultados de testeos hechos antes de las restricciones. Por ello, el gobierno provincial quiere analizar los próximos diez días, incluido este viernes.

Esto significa que con los resultados desde hoy hasta el 14 de septiembre se analizará si se vuelve o no a Fase 1. Esa fecha será en la que se determinará cómo funcionó la curva de contagios y si Mendoza vuelve a funcionar solamente con actividades esenciales, con todo lo que eso implica.

Cómo fue la Fase 1 en Mendoza

En la etapa más dura de la etapa de aislamiento, en Mendoza solamente podían trabajar aquellos que eran personal esencial más los almacenes de cercanía.

Esta etapa fue la más dura ya que llevó a varios comercios a cerrar sus puertas y otros lo hicieron después al no poder recuperarse.

Desde los ámbitos de Salud considerán que será beneficioso para el sistema ya que descomprimiría los hospitales pero recién con los resultados de los contagios que se tengan en la mano el 14 de septiembre se sabría que hará el gobernador Rodolfo Suarez y si Mendoza vuelve, o no, a Fase 1.