Vigilia en Tucumán

Cornejo comprometió su firma al Pacto de Mayo pero hay algo que lo inquieta

El gobernador acudirá a Tucumán a rubricar el decálogo que propone Javier Milei, pero a la vez está expectante de cómo y cuando se reactivará la economía

Lo respaldó en Diputados, lo bancó en Senadores en donde el poderío político de Javier Milei es ínfimo y colaboró con los votos radicales para que saliera la Ley Bases. Este lunes Alfredo Cornejo irá a ponerle el moño a ese respaldo cuando firme el Pacto de Mayo, para ratificar que no piensa en sacar los pies del plato en este momento, en que al Presidente y los gobernadores los une tanto la necesidad como el espanto.

Sin ser un libertario, el gobernador mendocino mantiene intacto el apoyo a la gestión presidencial porque aún confía en que podrá hacer crecer la economía. Sin embargo sabe -y padece- que ese crecimiento será más lento de lo que esperaba y es consciente de que la recesión económica golpea antes las puertas de las intendencias y de la Casa de Gobierno que él comanda, que las de la distante Casa Rosada.

Acta de Mayo.pdf

Cuando hacía un balance de los primeros 100 días de gobierno, el mismo Cornejo advertía que ese equilibrio fiscal que el Presidente defiende a capa y espada, "es condición necesaria para que crezcamos, pero no es condición suficiente" y marcaba que además era clave hacer otras reformas, como la laboral, una impositiva y mejorar la relación fiscal entre la Nación y las provincias. En aquel análisis de fines de marzo vaticinaba en que las primeras muestras de reactivación comenzarían a verse a mediados de año, pero pasaron cosas.

La Ley Bases se dilató, Milei debió batallar para que se aprobase una versión reducida - en el camino perdió una de sus obsesiones que era privatizar varias empresas estatales-, y si bien consiguió que sobreviviera el paquete fiscal, la recaudación que el Presidente y el mismo Cornejo esperan acrecentar con el retorno de Ganancias y las reformas de Bienes Personales tardará unos meses en verse reflejada en sendas cajas de Hacienda.

Pese a todo, y sacando a relucir su pragmatismo político el mendocino está dispuesto a hacer equilibrio para no quedar pegado a algunas decisiones del Gobierno que no es "su gobierno", ni aparecer como el que pone palos en la rueda. Por eso usará el traje oscuro que le pidieron desde la Secretaría General de la Presidencia para no desentonar con el outfit de Milei y estará estoico en la noche del lunes para firmar el Pacto de Mayo en Tucumán.

Alfredo Cornejo - Javier Milei
Alfredo Cornejo irá a firmar el Pacto de Mayo que propone Javier Milei entendiendo que es un gesto de respaldo y gobernabilidad para el Presidente.

Alfredo Cornejo irá a firmar el Pacto de Mayo que propone Javier Milei entendiendo que es un gesto de respaldo y gobernabilidad para el Presidente.

Tiene claro que en el ansiado pacto se expresan generalidades -casi obvias- de un gobierno que busca recuperar el orden: sólo por dar un ejemplo el punto uno marca la inviolabilidad de la propiedad privada, norma que de hecho está en la Constitución Nacional y otras cuya realización parece casi una expresión de deseo, como es la modificación de la coparticipación federal, un cambio para el que deberían darse dos hitos: que coincidan los 24 gobernadores y que el Gobierno de Milei defina cuál es su política federal.

Pero a la vez Cornejo entiende que el acto, es un gesto de respaldo y gobernabilidad a un presidente que no tienen ningún mandatario provincial en su equipo, y que acaba de conseguir su primera megaley, entendiendo a fuerza de errores, que con el escaso número de legisladores que tiene debe apostar al diálogo y a la negociación con el resto de las fuerzas políticas.

►TE PUEDE INTERESAR: Javier Milei le tomó juramento a Federico Sturzenegger, su nuevo ministro de Desregulación del Estado

Apoya, pero monitorea los impactos de la recesión en Mendoza

En medio de los ataques a la Ley Bases y al paquete fiscal que se terminaron aprobando, Cornejo sacó sus alfiles a defender por ejemplo los cambios impositivos y hasta Lisandro Nieri enfrentó a la senadora del PJ, Anabel Fernández Sagasti a quien acusó de no haber hecho bien los cálculos sobre cómo beneficiaría a Mendoza el retorno de Ganancias y los cambios en Bienes Personales. Es decir, puso a sus soldados a cubrirle las espaldas a Milei, aún cuando no les costaba digerir otros cambios como la suba en las regalías mineras.

Asamblea Legislativa Pamela Verasay y Lisandro Nieri.jpg
Pamela Verasay y Lisandro Nieri fueron dos de los radicales mendocinos que más batallaron para que se lograra aprobar la Ley Bases.

Pamela Verasay y Lisandro Nieri fueron dos de los radicales mendocinos que más batallaron para que se lograra aprobar la Ley Bases.

En Casa de Gobierno no faltó quien advirtiera que "si a Milei no se le da gobernabilidad y las herramientas para seguir, el estancamiento económico va a durar años".

Pero aún habiendo colaborado para que eso se lograra, tanto en Cornejo como en su equipo sobrevuela una obsesión: que esos cambios sean sostenibles, es decir que se puedan mantener en el tiempo sin agotar los recursos, y que en paralelo comiencen a verse los resultados.

Es que si bien en estas tierras Javier Milei conserva uno de los apoyos populares más altos del país, con una imagen que ronda el 60% de aprobación, hasta el más desprevenido sabe que si la recesión se mantiene, y en paralelo crecen la pobreza y cae el empleo, la tolerancia social se puede desplomar de un momento a otro y el Estado deberá salir a dar respuestas.

Tan atentos están al impacto de los cambios previstos en la Ley Bases y las reformas impositivas que ya pidieron un monitoreo puntual para seguir de cerca si esa supuesta reactivación económica "se traslada a un crecimiento de la economía y del empleo en blanco", dicen con cierto dejo de inseguridad.

"Lo que vemos es que a diferencia de lo que pasa en otros países, acá el que pierde el trabajo no lo recupera con otro mejor o más retando, directamente no lo recupera. Y si esa persona que se queda desempleada es cabeza de familia tenemos un problema para sostener a ese grupo dentro del sistema, porque nadie tiene espalda ni tiempo para recuperarse económicamente", apuntan desde el edificio de calle Peltier.

El "gesto" de haber incorporado la educación en la letra del pacto

Después de haber pataleado de varias maneras para reclamar por la deuda que Milei mantiene con Mendoza por el Fondo de Incentivo Docente, suma que ronda los $15.000 millones, este miércoles los mendocinos se desayunaron con una buena noticia: el Presidente había cedido y al menos había mandado una cuotita de $2.900 millones de lo que le debe a Cornejo. "No es ni el 20%, pero algo soltó" se esperanzaron en el Gobierno.

Ni lerdo ni perezoso el ministro de Educación Tadeo García Zalazar jugó primero y propuso que esa plata de destinara a capacitaciones pagas de $40.000 para los docentes. Cornejo aceptó y la novedad corrió rápido por las redes sociales y los medios oficiales.

Javier Milei en San Juan.jpg
El Presidente cedió a los reclamos, a los que se sumaron varios mendocinos, y sumó la educación al Pacto de Mayo. Un día más tarde lanzó el Plan de Alfabetización Nacional en San Juan.

El Presidente cedió a los reclamos, a los que se sumaron varios mendocinos, y sumó la educación al Pacto de Mayo. Un día más tarde lanzó el Plan de Alfabetización Nacional en San Juan.

Pero ese no fue el único gesto con el que Milei pareció amigarse con los radicales mendocinos. Ese mismo día se conoció la letra final del Pacto de Mayo, en donde el Presidente había incorporado a la educación en esas políticas de refundación de la patria. En la redacción que firmarán los gobernadores se comprometen a garantizar una educación inicial, primaria y secundaria últil y moderna, con alfabetización plena y sin abandono escolar.

Esa base educativa no figuraba en el texto original que anunció Milei en marzo y fueron varios mendocinos los que presionaron para que figurase entre las políticas prioritarias de la Nación que se pretende refundar.

tuit tadeo.png

El mismo ministro Tadeo García Zalazar se plegó a una campaña para que la educación se incorporara como uno de los puntos principales y en aquel momento hasta les pegó a los liberales con una frase que les impactaba en de lleno en sus creencias: "Los dolores que nos quedan son las libertades que nos faltan", posteó y cerró: "Más y mejor educación es lo único que nos va a sacar a adelante, queremos que sea el primer punto del Pacto de Mayo".

También el diputado nacional Julio Cobos había levantado previamente esa bandera. El ex vicepresidente y ex gobernador salió a recordarle a Milei que "en Argentina, apenas el 13% de los ingresantes al nivel primario llega al último año de la escuela secundaria en el tiempo teórico esperado y con aprendizajes satisfactorios en Lengua y Matemática”.

Por si fuera poco el jueves, el mismo Milei abandonó por primera vez Casa Rosada para viajar a San Juan en donde lanzó el Plan Nacional de Alfabetización ante el Consejo de Ministros de Educación de las 24 provincias y sin desprenderse de su mirada de economistas, comparó al analfabetismo con la inflación.

"El analfabetismo es a la educación y al desarrollo del capital humano lo que la inflación es a la economía", subrayó Milei y señaló: “Este plan de alfabetización que presentamos es un deber histórico de nuestro país”, sostuvo y a los mendocinos que lo escucharon en vivo en San Juan se les dibujó la sonrisa de quien para sus adentros dice "yo te lo dije".

"Nos une más la necesidad que el espanto"

Cornejo y los suyos repiten una y otra vez que si a Milei le va bien, a Mendoza le irá mejor. Por eso, aunque por lo bajo marcan que no son libertarios y se jactan de creer que el Estado debe tener un rol regulador, en público harán lo que haga falta para colaborar y que no se noten demasiados las costuras que ligan a Cambia Mendoza con La Libertad Avanza.

"Nos une más la necesidad que el espanto" aporta uno de los dirigentes que se sienta en la mesa chica de Cornejo. Apunta a que en este momento, unos y otros necesitan que de una buena vez comience a reactivarse la economía y que eso no sólo pueda servir de anzuelo a grandes inversiones extranjeras, se conforman con que alcance para que arranquen inversiones locales que confíen en dejar sus activos en el país y hasta le apuntan a los bancos.

"En Mendoza el déficit habitacional es de 120.000 casas y en los gobiernos que más viviendas hicieron, con mucha furia alcanzaron las 6.000, lo que prueba que el Estado no puede sólo paliar esa necesidad de casas, porque en este país no se puede pensar en una política de vivienda sin créditos hipotecarios y los que hay no seducen. Por eso hay que crecer en confianza en la economía para que los inversores locales apuesten al país", aportó otra de las fuentes de Casa de Gobierno.

Temas relacionados: