En días de balances de gestión de los Ejecutivos, Diario UNO puso la lupa en los concejos deliberantes del Gran Mendoza para saber cuánto trabajaron en este año de pandemia y con qué presupuesto y con qué cantidad de empleados se movieron en este 2020. Todos tienen 12 ediles, pero hay enormes variaciones en el presupuesto que manejan. El de mayor caja es el de Guaymallén que cuadruplica lo que gastan los deliberantes de Luján y Maipú.

A la mayoría de los concejos deliberantes del Gran Mendoza la pandemia los sorprendió sin demasiada tecnología ni digitalización de sus tareas, por eso hubo alguno que pasó un mes sin sesionar hasta que modificaron sus reglamentos y pudieron tecnificarse.

Te puede interesar...

Sin embargo, claramente también hubo diferencias en la cantidad de sesiones que implementaron porque algunos ediles sesionaron cada 15 días, mientras que otros lo hicieron todas las semanas.

Para algunos, la posibilidad de sesionar de manera virtual “terminó con las excusas de no puedo ir porque no tengo con quien dejar a mis hijos”, contaron por lo bajo.

Presupuesto 2020 de Consejos Deliberantes del Gran Mendoza

El de mayor caja: Guaymallén

El Concejo Deliberante de Guaymallén es el que cuenta con el mayor presupuesto de todo el Gran Mendoza, según confirmó su presidenta, Evelyn Pérez, este año contó con $300 millones que significa el 5% del presupuesto de la comuna que ronda los $6.000 millones.

“Ese presupuesto sólo se ha subejecutado el 30%, el resto no se ejecutó y cuando eso sucede, ese dinero queda a disponibilidad del Ejecutivo para el año siguiente y generalmente se destina a obras”, justificó Pérez.

Según la concejal, ese deliberante ha reducido notoriamente su planta de personal que “pasó de 600 en el 2015, a más de 100 este año”. En concreto ese HCD tiene 135 empleados: 75 funcionarios, 30 empleados de planta y 30 temporarios.

En esa comuna también se dan las dietas más abultadas de la región. Allí los ediles perciben $147.000, aunque algunos, según aclararon, hacen aportes de de sus salarios al fondo Covid y allí rige el ítem recinto, que hace que si no asisten a las sesiones pierden el 30% de sus dietas.

De acuerdo al registro de sesiones, esos 12 ediles realizaron este año 20 sesiones ordinarias, (por ley son hasta el 30 de Octubre), extendieron el periodo y realizaron 4 sesiones de prórroga en Noviembre, y actualmente están en sesiones extraordinarias, que van de Diciembre a Febrero. En total sesionaron 24 veces.

En Ciudad fue donde más se sesionó

El Concejo Deliberante citadino tiene actualmente 83 empleados, pero aseguran no tener entre ellos los clásicos asesores que cada edil suele contratar. “Entre esos empleados no hay asesores personales, para eso existe una asesoría letrada que consta de 2 abogados que están disponibles para todo el concejal que los requiera. Si tiene un contrato de locación para tener un secretario”, puntualizó Beatriz Martínez, presidenta del HCD de Ciudad.

Ese concejo llevaba hasta este miércoles 9 de diciembre 44 sesiones, entre presenciales y virtuales que se hicieron por Zoom durante el aislamiento, siendo el que más sesionó este año en la región. La presencialidad se retomó hace poco más de un mes, pero sesionan sólo con dos secretarios y el taquígrafo.

En el 2020 contó con un presupuesto de poco más de $89 millones, que es el 2,4% del presupuesto comunal. Con parte de ese monto se les pagó a los ediles una dieta de entre $98.000 y $100.000, pero los primeros meses de pandemia algunos se plegaron a donar el 50% de sus dietas, por lo que aportaban $50.000 al fondo Covid, pero ahora esa donación se redujo al 20% y es optativa.

Ranking de dietas de Concejales del Gran Mendoza

El HCD de Godoy Cruz cedió empleados al Ejecutivo

Según ratificó el presidente del HCD de Godoy Cruz, Fabricio Cuaranta, él y sus pares concretaron este año 32 sesiones. Comenzaron el 1 de marzo y desde ahí se hicieron 28 sesiones, entre presenciales y virtuales en periodo ordinario, y estuvieron un mes con una sesión abierta para que cada vez que el Ejecutivo tuviera la necesidad de aprobar una ordenanza o proyecto, se hacía en el día. De esas se hicieron 4 sesiones.

Ese legislativo godoycruceño, que también tiene 12 concejales, tuvo para este 2020 un presupuesto de $72 millones y allí un edil cobra de bolsillo $113.000, pero de ellos 8 hacen un aporte al fondo Covid de $20.000 por lo que les queda en mano $93.000.

Ese concejo tiene 75 empleados, pero en la actualidad sólo prestan servicios allí 65, porque en medio de la pandemia, 10 quedaron afectados a tareas que solicitaba el Ejecutivo, sobre todo algunas que se impusieron en medio de la pandemia, como la entrega de bolsones a los vecinos más vulnerables.

Luján tuvo el presupuesto más austero

De todos los deliberantes, el que contó este año con el presupuesto más austero fue Luján, que funcionó con un $64 millones, que significa el 2,5% de la pauta presupuestaria de la comuna. Allí desde que se inició la pandemia, se hicieron 31 sesiones, de las cuales sólo 2 fueron virtuales y el resto todas presenciales.

De los ediles, sólo hubo un ausencia, que fue una concejal que se contagió de Covid, pero luego se sumó a las sesiones de manera virtual.

En ese Concejo, hay 71 empleados y según aseguró su presidente, Andrés Sconfianza, “ninguno es efectivo, son contratos de locación que se termina cuando culmina el periodo de quien los contrató”.

En Luján los concejales perciben de bolsillo $93.000.

El que tiene menos empleados: Maipú

De los legislativos comunales del Gran Mendoza, el que asegura tener menos empleados es el de Maipú. En el detalle que envió el presidente, Elián Japaz, figuran además de los 12 ediles, 21 empleados de planta, 8 contratados por los distintos bloques y los dos secretarios administrativos y legislativo.

Para el 2020, ese Concejo contó con un presupuesto de $68 millones, de los cuales hasta el momento ha ejecutado casi $55 millones. Con ese monto se le pagó a los ediles maipucinos una dieta de $96.996, según el detalle que se informó oficialmente.

Este año ellos realizaron 24 sesiones desde febrero a la fecha y sólo hubo 3 ediles que faltaron a un par de sesiones. “Uno de los concejales tuvo Covid 19 y también se contagió un empleado, pero en términos generales hubo un alto presentismo de los ediles”, precisó Japaz.

Los que menos sesionaron: Las Heras

A los concejales de Las Heras la pandemia los sorprendió sin la tecnología ni el reglamento para poder funcionar de manera virtual, eso tal vez explique que esos ediles sólo sesionaron este año 22 veces. “Sólo tuvimos presencial una sesión, después cuando comenzó la pandemia tuvimos un mes que no hicimos nada, no sesionamos porque nosotros sesionamos cada 15 días, entonces hubo una sesión que no la hicimos y empezamos a trabajar de forma virtual, para lo cual modificamos el reglamento interno y funcionamos por Zoom ”, explicó Martín Bustos, presidente del HCD de Las Heras.

Este año ese Concejo tuvo un presupuesto de $80 millones que en parte sirvió para pagar los sueldos de los 60 empleados (entre los de planta y los dos empleados que tiene cada edil) y los 12 concejales que allí perciben dietas de de bolsillo de $105.000.

Esos concejales pueden aportar de manera voluntaria al fondo Covid de Las Heras, pero los montos, según confió Bustos van de los $5.000 a los $10.000.