Diario Uno Política Elecciones Legislativas
Elecciones legislativas

Cómo las elecciones podrían polarizar la puja de poder en la Legislatura

Si las próximas elecciones se polarizan entre el PJ y la UCR, algo igual ocurriría en la puja de poder en la Legislatura. Podrían caerse las terceras fuerzas

Aunque nadie, a 8 días de las elecciones PASO se atreva a ventilar las encuestas que vienen haciendo, por lo bajo los frentes mayoritarios de Cambia Mendoza y el Frente de Todos confían en que los resultados de las próximas elecciones legislativas se polarice entre ellos y así puedan mantener la puja de poder que hoy tienen en la Casa de Leyes. De ambos lados saben que si los partidos más pequeños no logran captar una interesante cantidad de votos van a perder las bancas que hoy tienen y de esa manera podrían desaparecer las terceras fuerzas y esas bancas se repartirían entre aquellos frentes.

En las elecciones legislativas se renueva la mitad de las bancas de la Cámara de Senadores, que tiene 38 integrantes y de Diputados que tiene 48. Es decir que el próximo año concluyen los mandatos de 24 diputados y 19 senadores y esas bancas tendrán nuevas caras.

Seguir leyendo

De esa cantidad de legisladores, sólo 4 diputados y 4 senadores son hoy representantes de las terceras fuerzas y podrían perder esa representatividad.

Entre ellos figuran los del FIT (en donde concluyen sus mandatos el senador provincial Lautaro Jiménez, y la diputada provincial Mailé Rodríguez) o de partidos que llegaron en alianzas con otros y que en el camino se separaron, como sucede con el Partido Intransigente (se van el diputado Eduardo Martínez y el senador Daniel Galdeano) y Más Fe, del senador Héctor Bonarrico, que consiguieron su bancas aliados con Protectora de José Luis Ramón y luego se divorciaron por diferencias internas.

Lautaro Jimenez es uno de los tres legisladores imputados
héctor bonarrico.jpg
El senador provincia, Héctor Bonarrico se lanza sólo con su partido MasFe, y buscará conseguir una banca como diputado nacional en el Congreso.

El senador provincia, Héctor Bonarrico se lanza sólo con su partido MasFe, y buscará conseguir una banca como diputado nacional en el Congreso.

Del partido que lidera Ramón deja su banca de diputado Pablo Cairo, y si bien este partido no desaparece y el mismo Ramón tiene su banca asegurada al liderar la lista de diputados en el Primer Distrito del Frente de Todos, lo esperable es que acompañe los proyectos y disensos que proponga el PJ.

También los ex socios de Ramón, que armaron el partido de Ciudadanos por Mendoza, el senador Marcelo Romano y el diputado Mario Vadillo, concluyen sus mandatos y están obligados a tener un buen desempeño en las urnas para no perder esas bancas, más aún cuando ambos son candidatos para ir al Congreso.

Dependiendo del resultado de las elecciones generales de noviembre, si esos partidos no lograran conseguir entre el 7% o el 8% de los votos, es probable que pierda bancas o directamente desaparezcan como terceras fuerzas y con ellos se vaya la diversidad de voces, entre lo que propone el oficialismo y lo que plantea la oposición en la Casa de las Leyes.

Pero además por su lado el Frente Cambia Mendoza buscará renovar 13 bancas en Diputados, entre los propios y los dos de aliados y 10 en Senadores, cifra que podría crecer si se diera aquella polarización en las elecciones. De hacer una buena elección el oficialismo podría sumar un banca más de diputados del Primer distrito electoral, por ejemplo.

El mismo escenario tiene en el horizonte el Frente de Todos, que tiene el objetivo de mantener las 8 bancas en Diputados y las 7 que hoy tienen en Senadores o sumar alguna de las que puedan dejar las terceras fuerzas.