Diario Uno > Política > Vacunas

Chile se aseguró 2 millones de dosis de vacunas mientras Argentina ha conseguido 800.000

Mientras el presidente Alberto Fernández está en Chile, su par Piñera confirmó que llegan 2 millones de dosis de Sinovac. Al mismo tiempo están llegando a nuestro país 220.000 de la Sputnik.

Justo cuando el presidente Alberto Fernández se encuentra de visita en Chile, su par Sebastián Piñera, anunció este martes por la noche la llegada a Chile, en las próximas horas, de un cargamento con dos millones de dosis de la vacuna de origen chino Sinovac. El anuncio lo hizo desde su cuenta de Twitter con una foto del avión de Latam listo para salir desde China. El plan incluye además, dos millones de vacunas más que llegarán antes del 31 de este mes y que sumarán entonces 4 millones de dosis.

Al mismo tiempo el Gobierno argentino dio a conocer en las últimas horas que partió -luego de haber sido pospuesto- un vuelo de Aerolíneas Argentinas con destino a Rusia para buscar, se estima, 220.000 dosis de la Sputnik V.

Te puede interesar...

El número es estimado porque la conjunción de dificultades para conseguir vacunas explica que no esté todavía precisada la cantidad de dosis que vienen, pero la cifra que se mencionaba era de 220.000.

La diferencia en la cantidad de dosis que cada gobierno está consiguiendo es más evidente aún al tener en cuenta que con dos millones de vacunas, Chile puede alcanzar a vacunar a más población porque tiene menos de la mitad de la población de Argentina. Mientras en el país vecino hay 18 millones de habitantes, Argentina tiene 44 millones. Si bien por ahora ningún país tiene planes en el corto plazo de inocular al 100% de la población, - los niños y los jóvenes son la población con menos riesgo- el desafío de proteger a la población es enorme.

Muy lejos de Chile

Hasta el momento a la Argentina han llegado 600.000 dosis de la vacuna; 300.000 con el componente de la primera dosis y otras 300.000 con el segundo. De la primera etapa fueron aplicadas más del 90%. Los destinatarios fueron integrantes del personal médico. Con este cargamento que llegaría en las próximas horas se sumaría un total de algo más de 800.000, muy lejos de los que tiene asegurado el gobierno de Sebastián Piñera.

Según el contrato que Argentina firmó con Rusia por la provisión de vacunas, antes de que finalice enero deberían llegar al país 5 millones de dosis. En la Casa Rosada dan por descontado que ese monto no llegará en su totalidad en la fecha prevista. Solo restan cinco días para que finalice el mes.

Por lo tanto si se compara la cantidad de vacunas que consiguió el gobierno de Chile es mucho mayor que lo que hasta ahora consiguió el gobierno de Alberto Fernández.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fsebastianpinera%2Fstatus%2F1354405443813183488

En el Ejecutivo hay conciencia de las enormes dificultades que hay en todo el mundo para fabricar vacunas en todo el mundo y, por lo tanto, el razonamiento era: “habrá atrasos, tal vez de un par de semanas, es algo normal. No hay que desesperarse. Hace unos meses ni soñábamos con empezar a vacunar antes de abril”, según publica el diario Página 12.

Los planes

Tampoco la vacunación va a un ritmo vertiginoso. Como en el resto del planeta, se arrancó lento y recién en estos días se están terminando de aplicar las 300 mil dosis que aterrizaron el 24 de diciembre. Con la llegada de esta partida se seguirá adelante con el proceso iniciado, principalmente para completar la vacunación del personal de salud.

La provisión de vacunas seguramente se normalizará con el correr de las semanas. Como se sabe, el laboratorio mAbxience --del grupo Insud de Hugo Sigman-- despachó el lunes seis millones de elementos activos para la fabricación de la vacuna de Oxford-AstraZeneca. En México se hará la preparación final y el compromiso es que a la Argentina llegarán 22 millones de vacunas a fines de marzo. Hasta entonces, se busca cerrar una negociación con el laboratorio chino Sinopharm; existe la posibilidad de un posible adelanto de dosis de Oxford-AstraZeneca; un diálogo difícil con Pfizer por una partida de un millón de dosis; promesas difusas de Covax, el sistema de distribución de vacunas implementado por la Organización Mundial de la Salud, y hasta hay una expectativa con la vacuna de Johnson&Johnson, en la que también participaron científicos argentinos.

Pero fuera de estas negociaciones a varias puntas, lo concreto es la provisión de la Sputnik V, en el vuelo AR1062 y en los vuelos de las semanas que vienen.