Diario Uno Política Sebastián Moro
Periodista muerto en Bolivia

Caso Moro: Denunciaron al ex embajador argentino en Bolivia

La abogada de la familia de Sebastián Moro, periodista mendocino muerto en Bolivia, dijo que el ex embajador argentino se llevaba las recetas y no volvía más

Por UNO

(Editado por Raúl Adriazola) Dos pilares de nuestra sociedad, la verdad y la justicia siguen huérfanos en el caso que investiga la muerte de un periodista mendocino en los acontecimientos que desembocaron en el golpe de estado que derrocó al presidente de Bolivia Evo Morales. Sebastián Moro murió el 16 de noviembre de 2019, luego de ser encontrado inconsciente en su departamento de la ciudad de La Paz, Bolivia y trasladado a una clínica privada, donde encontraron signos de violencia, por lo que se estima que su muerte fue por una golpiza. La abogada de la familia de Moro, Viviana Beigel, contó en Noticiero Siete en qué estado se encuentran las investigaciones y las causas judiciales iniciadas, tanto en Bolivia como en nuestra justicia federal, y también disparó contra el ex embajador argentino, a quien acusó de llevarse las recetas que prescribían a Sebastián durante su agonía en la clínica paceña, y nunca volvieron ni aparecieron los remedios.

“Hay dos cosas que siguen sin quedar claras y que alguien tiene que salir a explicar”, disparó esta semana desde sus cuentas de redes sociales Viviana Beigel.

Seguir leyendo

https://twitter.com/BeigelViviana/status/1413482440778256385

Esto se de un contexto donde el expresidente Mauricio Macri es vinculado con el golpe de estado en Bolilvia. Este domingo la extitular del Senado de Bolivia Adriana Salvatierra aseguró que el Gobierno del expresidente argentino "efectivamente contribuyó a consolidar el golpe de estado" en su país y consideró que el supuesto envío de pertrechos desde la Argentina para la represión confirma que "existió una articulación internacional" para llevarlo a cabo y reconocer a Jeanine Áñez en el poder.

Sobre el Caso Moro Consultada en El Siete sobre este posteo suyo, la abogada especialista en Derechos Humanos, Viviana Beigel, explicó: "Esto tiene que ver con que las familias, tanto la madre como las hermanas de Sebastián Moro, vienen denunciando desde hace tiempo, varios meses, incluso desde el primer momento, que es la actitud que tuvo el ex embajador argentino en Bolivia al momento en que Sebastián, que era un periodista argentino que estaba denunciando el golpe de estado", explicó la abogada que representa a Raquel Rocchietti, mamá de Sebastián, y a Penélope y Melody, hermanas del periodista mendocino que vivía en La Paz y era editor del periódico Prensa Rural y de la radio de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB).

"En el momento en que él (Moro) ya estaba en la clínica, donde llegó, según presumimos, producto de una golpiza que recibió, el ex embajador argentino retiraba las recetas de los medicamentos que se le daban a Sebastián para supuestamente comprarlos y llevárselos, pero nunca volvía con esas recetas. Por otro lado, nos llama la atención también, el hecho que la cónsul argentina en ese momento, le aconsejó a la familia cremar el cuerpo, y con esto, se imposibilitó hacer la necropsia, necesaria para determinar la causa de fallecimiento", acusó Beigel involucrando al diplomático del gobierno de Mauricio Macri en Bolivia, Normando Álvarez García.

Respecto a las pistas que indican que la causa de muerte de Moro fue una golpiza recibida el día previo a la caída de Evo Morales, Viviana Beigel señaló: Hay indicios que señalan esto. El médico que lo revisó en un primer momento señaló que tenía golpes en el cuerpo. El certificado de defunción también lo dice, y frente a una situación como esta, lo indicado es que el cuerpo sea sometido a una necropsia, ya que existen indicios de que podría haber habido una golpiza. Esto está en la historia clínica, está en el certificado de defunción, y están los testimonios de los médicos que lo avalan. Sin embargo, la cónsul de ese momento aconsejó a la familia cremar el cuerpo", detalló. Cabe recordar que el jefe de Moro en La Paz, José Aramayo había sido víctima de un intento de linchamiento y había aparecido amarrado a un árbol, donde había estado casi 11 horas.

Beigel fue requerida sobre si formalmente había una causa judicial en Bolivia, a lo que respondió: “Si, hay una causa penal en Bolivia que está investigando el hecho como un homicidio simple. De todos modos, la causa en ese país tiene un trámite muy lento. Ha habido poca intención de llegar a la verdad. No se ha avanzado con los testimonios. Si bien han prestado declaración algunas personas de la clínica donde estuvo Sebastián, hay testimonios fundamentales que no fueron recogidos por la fiscalía", dijo.

"El testimonio del médico nunca fue sumado a la causa. Sí el de un enfermero que señala esta situación, y señala que el médico vio esos golpes, y además la familia estuvo presente ese tiempo en el hospital, y el médico les dijo que esto había ocurrido: que presentaba golpes y que esto era una situación que debía ser investigada", agregó la profesional, también presidenta de la Comisión Género y Diversidad Colegio de Abogados de Mendoza.

Con una visión crítica respecto a la Justicia de Bolivia, Beigel apuntó: "Consideramos que la investigación que se está realizando en Bolivia es una investigación que deja mucho que desear. Nosotras acá en Mendoza presentamos en la Justicia Federal una denuncia para que se investigue en función del principio de Jurisdicción Universal".

"¿Qué había pasado en ese momento con Sebastián en su función de periodista, y que los hechos que a él lo llevan al hospital ocurren entre la tarde del día 9 de noviembre y la madrugada del 10, el día del golpe de estado, y en el marco de un ataque que se dio en la sede donde él trabajaba, y las torturas a su jefe, José Aramayo?", preguntó la abogada, que agregó: "Todo se produce en una situación bastante extraña. Incluso hay un testimonio en el expediente de Bolivia que indica que hubo un ataque de muchas personas que venían con palos, y que Sebastián estaba presente en ese lugar".

Consultada sobre qué se ha hecho desde Argentina sobre esta causa, Viviana detalló: “La denuncia que nosotras hicimos acá en la justicia federal tuvo como resultado un pedido por parte de los fiscales federales a la fiscalía boliviana para que informen cuál era el estado del proceso, porque en el caso de que hubiese un proceso abierto en Bolivia la justicia argentina no puede avanzar con una investigación", dijo, para luego sumar: "Lo que sí hemos logrado es que se requieran esos informes, y esto ha permitido que algunos testimonios se puedan recoger en Bolivia. Pero de todas maneras el principal aporte hoy del embajador Ariel Basteiro, quien está muy preocupado por la situación e involucrado y ayudando a la familia, tanto como que la familia pueda contar con un abogado en Bolivia, que pueda accionar, ya que desde acá es muy difícil".

Finalmente Viviana Beigel mencionó que sí existe la colaboración de un organismo internacional que respalda los pedidos de justicia. "Así mismo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha estado involucrándose en el caso de Sebastián para entender cuál ha sido la respuesta de la justicia boliviana, y seguramente esto va a estar reflejado en el informe que van hacer después que termine el trabajo de investigación que está haciendo en ese país", concluyó.