Diario Uno > Política > Carlos Menem

Carlos Menem, sus frases más pintorescas

Carlos Menem fue el presidente más cercano a la farandula y pintoresco de la historia nacional. Aquí algunas de sus farses más curiosas y recordadas

Carlos Menem fue, sin dudas, el presidente más pintoresco de la historia argentina. Se entreveró en el mundo de la farándula y eligió mostrarse públicamente de las maneras más llamativas y curiosas. Y fue, además, una usina de frases curiosas y casi grotescas, que terminaron siendo parte del folclore nacional.

"Síganme, no los voy a defraudar.“

Te puede interesar...

"Si yo decía lo que iba a hacer, no me votaba nadie."

"Dentro de poco tiempo se va a licitar un sistema de vuelos espaciales mediante el cual desde una plataforma, que quizá se instale en Córdoba, esas naves van a salir de la atmósfera, se van a remontar a la estratósfera, y desde ahí elegirán el lugar donde quieran ir, de tal forma que en una hora y media podremos estar en Japón, Corea o en cualquier parte del mundo.“

"Los pueblos que olvidan su historia, repiten la historia. Como nos olvidamos de los acontecimientos de 1955, estuvimos repitiendo esa misma historia al poco tiempo, tumbando al gobierno del Dr. Alfonsín… eh, Frondizi. Son radicales los dos.“

"Yo leí todas las obras de Sócrates.“

"Pende sobre nuestras cabezas la espada de Penélope.“

"Voy a gobernar para los niños pobres que tienen hambre y los niños ricos que tienen tristeza.“

"Ramal que para, ramal que cierra.“

"En estos momentos de turbulencia, les voy a dar dos consejos. Como lo hacía Julio César, ese emperador romano. Con el miedo de los tripulantes, los juntaba y les decía 'no temáis, vais con César y su estrella'. Y yo les digo a todos los argentinos: 'no teman, ¡van con Carlos Menem y su estrella!'.“

"Ante la mirada de Dios y el testimonio de la Historia, yo quiero proclamar: ¡Argentina, levántate y anda!.“

"Estamos mal, pero vamos bien.“

"En 1995 vamos a ir allí a pasear en barco, a tomar mate, a bañarnos y a pescar” (sobre la promesa de limpiar el Riachuelo).

"A triunfar, a triunfar, a triunfar.“

"Soy el Presidente! La Ferrari es mía, ¿por qué la voy a vender? Es mía, ¡mía!"