Diario Uno > Política > Policía

Bonafini dijo que la protesta de la Policía es destituyente

Hebe de Bonafini sostuvo que a la Policía le aumentan el sueldo, pero no el estudio, la formación ciudadana, la responsabilidad en el uso de las armas

La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, sostuvo este martes que la protesta de la Policía Bonaerense es "una actitud repugnante y destituyente", y señaló que "estos actos nunca se le hicieron ni a (María Eugenia) Vidal ni a (Mauricio) Macri".

"En una actitud repugnante y destituyente, efectivos de la Policía bonaerense rodearon la casa particular del queridísimo y único, como político y compañero, gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. Estos actos que nunca le hicieron ni a Vidal ni a Macri, nos demuestran quiénes están detrás de todo esto", planteó Hebe de Bonafini en un comunicado.

Te puede interesar...

Al respecto, la titular de Madres dijo que a los policías "les aumentan el sueldo, pero no el estudio, la formación ciudadana, la responsabilidad en el uso de las armas, y sobre todo, la lección de que están para cuidar a la sociedad, especialmente a quienes habitan los barrios marginales, no para fusilarlos cuando se les cante".

"Cuando ganamos las elecciones con la fórmula Fernández- Fernández soñaba que jamás tendría que escribir un repudio, indignada, como éste", indicó en el texto.

En ese sentido, Hebe de Bonafini dijo que sueña "con decirles a los niños y los jóvenes si te pasa algo, decile al policía de la esquina y no como ahora, que le tenemos que decir 'vení, vení, si te pasa algo y ves a un policía, salí corriendo'".

"Como dije: soñé y sueño todavía que vivamos tranquilos. Más sueldos, más educación; cero violencia, cero prepotencia y cero odio", agregó el comunicado.

Policías de la provincia de Buenos Aires volvieron a protestar este martes, por segundo día consecutivo, en distintas localidades en reclamo de un aumento salarial y mejores condiciones de trabajo.

Agentes de la Policía bonaerense se manifestaron en la capital de la provincia de Buenos Aires, en La Plata, y también en otras localidades del Gran Buenos Aires, como Lomas de Zamora y Morón, donde bloquearon el tránsito, hicieron sonar las sirenas de sus patrulleros y encendieron fuegos artificiales.