Roberto Macho, secretario general de ATE Mendoza, anticipó el principio de lo que puede ser un conflicto entre los trabajadores de la Administración Central y de los no profesionales de la Salud y el Ejecutivo. 

Te puede interesar: ANSES: Cómo inscribirse para trabajar y cobrar el plan "Argentina Hace"

Macho explicó que desde fines de diciembre tienen votada, por asamblea, una serie de medidas de fuerza que se darán si el gobierno no responde a la urgente apertura de paritarias, que en periodos anteriores ya está avanzada a esta altura del año. 

"Como el gobierno no nos ha llamado, la semana que viene vamos a concurrir a la Subsecretaría de Trabajo, a pedir que se abra la negociación salarial. Si no obtenemos respuesta, nos vamos a plantear las medidas de acción directa".  "Como el gobierno no nos ha llamado, la semana que viene vamos a concurrir a la Subsecretaría de Trabajo, a pedir que se abra la negociación salarial. Si no obtenemos respuesta, nos vamos a plantear las medidas de acción directa". 

Roberto MachoSecretario General de ATE Mendoza

Seguir leyendo

Lo que está en juego

Los trabajadores estatales nucleados en ATE van a solicitar aumentos que equiparados a la inflación, ninguno por debajo de este porcentaje, y según aseguró Macho, seguirán sosteniendo el sistema de la cláusula gatillo. Aunque, ya ha habido muchos indicios de que ese punto no será posible durante el 2020.

Pero, además, no quieren que los aumentos se den por decreto, sino bajo el paraguas de la paritaria, ya que todo lo otorgado por fuera de esto, no cumple con las condiciones del Contrato Colectivo de Trabajo. 

Por otra parte, van a exigir que el gobierno realice un cronograma de pase a planta de 2800 estatales que tienen el sistema de cobro por prestación de servicios y de contratos temporales. 

"Cuando el exgobernador Alfredo Cornejo dijo que se iba con 10.000 empleados menos en el Estado, mintió. Lo que ocurrió es que al menos se jubilaron 8000 y los lugares fueron ocupados con gente contratada que no goza de los beneficios de un trabajador en blanco", sostuvo el sindicalista. 

En comparación, aseguró que la diferencia de lo que cobra un empleado de la salud que se encuentra en blanco y otro que se desempeña con un contrato, por la misma cantidad de horas y el mismo servicio, es de por lo menos 30.000 pesos a favor del empleado de planta. 

Contratados en áreas clave

Macho explicó que en áreas como Salud y Desarrollo Social, donde hace falta gente muy preparada, se contrata personal sin darle las mínimas condiciones de seguridad. "Hay contratados que están en esta situación desde hace cinco años. No se les puede dar de baja sin ninguna explicación y sin embargo, lo hacen". 

Así, contó que una trabajadora del Lagomaggioreque encontraba en esta situación fue cesanteada, y sus compañeros comenzaron una protesta al respecto. 

Qué dice el Gobierno

Desde el ministerio de Gobierno indicaron que, por el momento, se está analizando otorgar el aumento por decreto de $4000  a cuenta de futuras paritarias que ordenó el Gobierno Nacional. Subrayaron que por más que los gremios presionen, la última palabra con respecto al llamado a paritarias la tiene el Ejecutivo. La realidad es que, en cuanto a la convocatoria oficial a paritarias,  no habrá avances hasta que no se apruebe el Presupuesto de la Provincia. 

Sin embargo, según sostuvo Macho, la negociación paritaria no tiene por qué estar atada a la aprobación o no de la pauta, porque hasta que esta no se convierta en ley, el Estado sigue funcionando con el Presupuesto 2019.