Diario Uno > Política > Alberto Fernández

Alberto Fernández: "Necesitamos jueces dignos y éticos"

Durante un acto Alberto Fernández sostuvo que su proyecto de reforma de la Justicia no pretende poner jueces amigos y trasladarlos de un lugar a otro

El presidente Alberto Fernández reclamó este martes a la Cámara de Diputados que abra el debate de la reforma judicial enviado por el Poder Ejecutivo "para que la ciudadanía tenga laJusticia que se merece", con "jueces dignos, éticos, moralmente irreprochables y técnicamente preparados". "Es necesario que la Justicia funcione, que tengamos jueces preparados técnicamente, jueces probos y una justicia rápida. Son tres cosas para que el Estado de derecho funcione", planteó el Presidente al encabezar este la inauguración de las obras de ampliación del Departamento Judicial Avellaneda-Lanús.

Te puede interesar...

Embed

La definición de la Corte Suprema en relación al tercer juez que se encontraba en similar situación, Germán Castelli, se dará a conocer el próximo jueves.

Tras comenzar su discurso para celebrar y referirse a la noticia de la inminente llegada al país de la vacuna rusa contra el coronavirus, Alberto Fernández dedicó varios minutos para reflexionar sobre los alcances de su proyecto de reforma de la justicia federal, "que sólo busca que tengamos herramientas para juzgar el crimen organizado rápidamente" y que no pretende "poner jueces amigos y trasladarlos de un lugar a otro".

"Yo una y otra vez recurro al Estado de Derecho porque soy un abogado. Me formé en la Universidad de Buenos Aires, amo la lógica del Estado de Derecho, no quiero creer que no es posible vivir en un estado de derecho, no quiero creer que los pícaros nos ganen, no quiero creer que los sinvergüenzas se salen con la suya", sostuvo el mandatario desde Avellaneda, acompañado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof.

"El Estado de Derecho es garantizarle al ciudadano que el que delinque va a ser apresado, procesado, juzgado, condenado" y que "una vez que cumpla su condena, pueda volver a la sociedad, ayudándolo a que se reinserte como corresponde", reflexionó.

Además, Alberto Fernández subrayó que los años pasados "no fueron un buen ejemplo" porque hubo un "mal uso de las instituciones de un Gobierno de turno".

"Los espías entre los jueces y usar a los jueces para perseguir opositores no fueron una buena idea. Presionar a gente para que se arrepienta e involucre a ortos en las causas tampoco fue una buena idea. Eso no es el Estado de Derecho. Nosotros no queremos eso", afirmó.

Al hablar sobre la inseguridad, señaló que para combatirla "es muy importante que haya más patrulleros en las calles, más cámaras controlando, porque cuanto más presencia policial hay en las calles más se previene el delito y menos seguros se sienten los que delinquen porque saben que las posibilidades de apresarlos son más cercanas".

"El problema de la inseguridad no la padecen los ricos. Los ricos tienen formas de cuidarse. Algunos se suben a autos blindados, viven en casas custodiadas, casas llenas de cámaras. Countries y barrios privados con custodia interna", sostuvo durante el acto, con nutrida concurrencia de intendentes bonarenses.

En cambio, el Presidente advirtió que quienes padecen la inseguridad son aquellos que "tienen que tomarse un colectivo o un tren para ir a trabajar" o los que "andan por las calles caminando" y sostuvo: "A ellos es a quienes debemos darles una respuesta".

Sobre las obras presentadas, destacó el "enorme esfuerzo" del Municipio de Avellaneda para que los "jueces tengan un lugar digno donde trabajar" y para que los que deban "cumplir una pena tengan jueces de ejecución penal que controlen esas penas adecuadamente".

"Vamos, desde hoy, que ya tenemos un horizonte, más felices que nunca, a reconstruir la Argentina que nos merecemos", cerró.

También participaron del acto el ministro del Interior, Eduardo de Pedro y el intendente local, Jorge Ferraresi, así como también el presidente de la Suprema Corte de Buenos Aires, Daniel Fernando Soria.

Durante la actividad, se llevó a cabo la firma de un convenio entre el Ministerio del Interior y la Municipalidad de Avellaneda para la ejecución de obras con financiamiento del Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata.