Diario Uno > Política > Aborto Legal

Aborto legal: amenazas, la diputada internada y la legisladora que cambió su voto

La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de aborto legal. Antes de la votación hubo varios hechos que llamaron la atención

Una diputada internada que no quiso dejar de votar, un legislador nacional que cambió su voto tras ser amenazado y otros hechos destacados dejó la media sanción del proyecto por el aborto legal.

La diputada nacional por Entre Ríos Blanca Osuna (Frente de Todos), fue uno de los puntos destacados de la media sanción que obtuvo el proyecto de aborto legal.

Te puede interesar...

La mujer se encuentra se encuentra internada en un sanatorio de Paraná con coronavirus. El hecho de que la votación pudiese ser presencial y a distancia le permitió votar desde el propio sanatorio.

Con 70 años, Osuna apoyó el proyecto y aseguró que se trata de "salud pública , pero también es una apuesta muy fuerte a la igualdad y la no discriminación. Pero sobre todas las cosas, es una esperada reivindicación a una batalla que tiene muchos años", aseguró.

Un punto oscuro de la votación ocurrió cuando el diputado nacional por Jujuy Daniel Ferreyra anunció que cambiaría su voto y las razones del hecho.

Ferreyra había adelantado su voto a favor del proyecto pero en el recinto denunció que sufrió amenazas. Pero no solamente él, sino que su hija también había sido amenazada.

Por esta razón, Ferreyra anunció que se iba a abstener y en la votación, frente a todo el mundo, cumplió su palabra.

Otro punto llamativo tuvo que ver con una legisladora nacional que en el 2018 había votado en contra y este viernes decidió apoyar el proyecto de aborto legal.

Se trata de la diputada nacional del Frente de la Concordia Misionero Flavia Morales.

"No se trata de lo que yo piense, sino de lo que está pasando allá afuera, y estas prácticas clandestinas están ocurriendo aún en pandemia", dijo al fundamentar su decisión.

Morales explicó que desde la votación del 2018 ha "reflexionado" sobre la cuestión, lo cual le permitió darse cuenta que "la penalización no logra evitar que muchas mujeres realicen esta práctica, y más aún en la clandestinidad".

También hubo momentos que los propios legisladores quisieron inmortalizar, como cuando un grupo de diputadas se sacó una selfie para tener recuerdo de un hecho histórico.

Sobre el final de la sesión, Sergio Massa le pidió permiso a los diputados para que la radical Roxana Reyes pudiese votar. La legisladora no había participado de la sesión ya que el fin de semana falleció uno de sus hijos. Reyes fue autorizada por sus pares para emitir su voto.

Finalmente el proyecto de aborto legal obtuvo media sanción de la cámara de diputados por 131 votos contra 117 y ahora deberá pasar al Senado, en el que la votación puede ser muy reñida.