Fusilaron a un canillita a sangre fría por celos. La escena parece sacada de una película de acción y venganza pero sucedió de verdad. Enrique Omar Devita se encontraba atendiendo su puesto de diario y revistas como cualquier día normal cuando de repente de un auto bajó un hombre y lo acribilló sin mediar palabra. El asesino no es más que el exesposo de su actual pareja, quien lo asesinó por celos.

El cruento hecho sucedió en Lomas de Zamora, en Buenos Aires. Según el relato de la hija de la víctima, Valentina Devita, el motivo fueron los celos. Es que su padre estaba en pareja desde hace años con la expareja de Julio Rafael Mosevich pero éste nunca pudo superar la separación y terminó asesinando al novio de su expareja por celos.

Te puede interesar...

Mosevich se bajó de un auto y sin mediar palabra, acribilló al diarero. Del crimen fue testigo un amigo del canillita pero al ver esto huyó despavorido. Luego de cumplir con su objetivo, Mosevich huyó de la escena del crimen. El Volkswagen Fox gris se estacionó delante del puesto, Mosevich se bajó del auto y sin decir nada lo asesinó de cinco disparos. Julio Rafael Mosevich se encuentra prófugo.

En busca de localizar a Mosevich, la Policía de Lomas de Zamora dispuso un operativo en la zona y otro en el Aeropuerto de Ezeiza ya que averiguaron que el prófugo tenía un pasaje para viajar a Portugal, donde estaría viviendo desde hace seis meses un hijo suyo de 24 años.

Asesinan a un diariero en Lomas de Zamora

Los investigadores también analizan imágenes de cámaras de seguridad y distribuyeron la fotografía del sospechoso en las comisarías de Lomas de Zamora, pero hasta el momento no habían logrado dar con él.