Su inocencia o culpabilidad será definida en un juicio. El representante mendocino de tiro con arco que está acusado de abuso de menores, siendo su hijo la presunta víctima, afrontará un debate en el que puede recibir una pena de hasta 20 años de cárcel.

Desde hace algunas semanas, el fiscal Darío Nora había decretado el fin de la instrucción, es decir, que no había más pruebas para producir en el expediente. Los abogados defensores del atleta presentaron una oposición y todo se discutió el miércoles.

Te puede interesar...

La jueza Miriam Ñúñez coincidió con la Unidad Fiscal de Delitos Sexual y confirmó la elevación a juicio oral del caso. Ahora, si la defensa no presenta una nueva oposición, restará fijar fecha para iniciar el debate bajo la calificación de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo, delito que prevé de 8 a 20 años de cárcel.

Pablo Gustavo Maio (1).jpg

La pesquisa comenzó a mediados de 2018, cuando un menor de 11 años le confesó a su madre que había sido abusada por su padre. Según comentó el menor –luego lo ratificó en cámara Gesell-, el hombre le metió el pene en la boca. La progenitora hizo la denuncia inmediatamente y el atleta fue detenido con el correr de la causa. Meses después obtuvo el beneficio de la prisión domiciliaria.

El acusado es conocido en el ambiente de la arquería ya que ha sido representante argentino en los mundiales de tiro con arco y en los Juegos Sudamericanos desde 2010 hasta el año en que fue detenido. Incluso figura como uno de los deportistas en la página del Comité Olímpico argentino.