El nombre de Fido Díaz (42) salió a la luz a mediados de abril pasado, en el marco de la investigación por el femicidio de Abigail Carniel (18). El hombre está acusado de instigar ese delito. Pero no es la única deuda pendiente: en la Justicia Federal también lo investigan por lavado de activos y ahora, tras un procesamiento que salió en los últimos días, por tener casi 500 kilogramos de marihuana lista para comercializar.

El gran golpe al narcotráfico en Mendoza se dio el 18 de marzo de 2020, cuando una larga investigación policial derivó en un allanamiento que se realizó en una casa ubicada en un callejón comunero ubicado cerca del barrio 26 de Enero, en Las Heras. Los efectivos encontraron 472 kilogramos de marihuana -entre medio millón y un millón de dosis- y aproximadamente 250 gramos de cocaína. En el lugar fue detenido Miguel Pitu Ibazeta (37).

Embed

No fue un procedimiento al azar. Los sabuesos policiales venían atando cabos de pequeños secuestros de drogas que se venían realizando en los meses anteriores. La investigación avanzó y días después fue detenida Fanny Mayra Díaz (35), hermana del Fido. Pero a este último no lograron conectarlo con la causa hasta mediados de este año.

En otro operativo policial realizado hace algunos meses fue detenido Gustavo Ariel Valle (30) con 9 kilogramos de marihuana. Pero más importante fue que los efectivos secuestraron su celular. Al ser examinado, se encontraron decenas de conversaciones que mantenía con Fido Díaz. Por ejemplo, se cree que el 15 de marzo ingresó un camión con marihuana a Mendoza y fue descargado en un depósito ubicado en carril Rodríguez Peña. Esa jornada, Fido le ordenaba a su presunto socio que "los chicos se quedan ahí atrás de un semi, que no se hagan ver para afuera. El camión viene lento porque se le ha hecho mierda la cubierta de atrás, boludo, y viene saltando para todos lados".

Con la marihuana ya descargada, en horas de la tarde Díaz le explicó que "tengo que conseguir un lugar para hacer todo acá, en Las Heras". Los investigadores sostiene que Fido tenía fuerte presencia en el barrio Sargento Cabral de ese departamento y justamente buscaba trasladar la droga para comercializarla en su zona.

Fanny Mayra Díaz.jpg
Fanny, la hermana de Fido que también está detenida en la causa.

Fanny, la hermana de Fido que también está detenida en la causa.

Incluso los sujetos debatían sobre la cantidad de dinero que le habían pagado a sus proveedores, hasta que Valle envió una foto donde detallaba de puño y letra: "dimos 3 millones - 15 mil dólares - 10 mil - 20 mil".

En otros audios comprometedores se puede escuchar a Gustavo Valle en los días previos al ingreso de la marihuana tratando de buscar un galpón porque "llegó gente de Paraguay". El sujeto ofrecía 100 mil pesos para alquilar un depósito durante dos horas y que el dueño no abriera la boca.

Estas pruebas fueron fundamentales para que el juez Walter Bento dicte el procesamiento en los últimos días por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la cantidad de personas. La Fiscalía Federal cree que Fido Díaz y Valle eran los cabezas de la narcobanda, pero Fanny Díaz y Pitu Ibazeta estaban a cargo de la custodia del millonario cargamento.

droga 2.jpg

¿También femicida?

Matías Fido Díaz -junto Martín Chupete Márquez y Vicente Tito Chumacero, está imputado por el asesinato de Abigail Carniel, la joven de 18 años que desapareció en el barrio Sargento Cabral el 15 de abril pasado. La teoría fiscal es que Fido ordenó que maten a la adolescente porque le había robado droga en una fiesta. Fueron detenidos casi un mes después del último día en que se vio con vida a Abigail Carniel, pero el 26 de agosto pasado un Tribunal integrado por tres jueces decidió revocar la prisión preventiva por falta de pruebas.

Sin embargo, continuó alojado en la cárcel ya que tiene otra causa en la Justicia Federal por lavado de activos luego de que encontraran varias propiedades -incluía una casa chalet en un barrio privado de El Challao- y un puñado de vehículos que Fido Díaz no podría justificar haberlos comprado con su sueldo de empleado municipal.

Temas relacionados: