Policiales Martes, 18 de septiembre de 2018

Una policía usó la tarjeta de crédito de un compañero para comprarse una Play Station

La víctima detectó la compra por casi 14 mil pesos a Mercado Libre. Investigó y determinó que se trataba de su colega, quien le habría arrebatado la tarjeta en un descuido.

Una relación de trabajo entre policías terminó mal cuando una efectivo usó la tarjeta de crédito de un colega sin su autorización, y compró una consola de juego Play Station por Mercado Libre. La víctima la denunció ante la Justicia y en la Inspección General de Seguridad.

El problema ocurrió entre dos policías de Bomberos del Cuartel Central a fines de agosto.

La víctima, de 23 años, descubrió el hecho el 28 de agosto pasado cuando vio el resumen de su tarjeta de crédito, y encontró una compra por 13.898 pesos que él no recordaba haber hecho.

Inmediatamente llamó para consultar de qué se trataba y le dijeron que la compra se había realizado por Mercado Libre.

Después de varios intentos, el 29 de agosto tuvo la respuesta del sitio de ventas online que resolvió la duda.

En un comunicado por escrito le indicaron que la compra realizada con su tarjeta fue una Play Station 3 y un juego, la cual se hizo desde el usuario LAPOLI2011 y le dieron el email asociado a esa cuenta.

Ese fue el dato clave para resolver todas sus dudas. El correo era el de una compañera del Cuartel Central, con quien había trabajado el 25 de agosto, el mismo día que se realizó la compra.

Hizo la denuncia por estafa en Delitos Económicos y ante la Inspección General de Seguridad, donde relató que ese día realizaron un simulacro de incendio de un auto en vía pública.

Él, junto a otros compañeros bajaron del autobomba en el momento indicado, pero la policía acusada no lo hizo debido a que era quien manejaba y no debe abandonar el vehículo.

El efectivo indicó que había dejado la billetera dentro de su campera, la cual quedó en la movilidad, bajo el supuesto cuidado de la policía chofer.

Pero, casualmente coincide que ese día a la hora del simulacro, se hizo la compra de la Play Station.

Luego de conocerse esta situación, la policía acusada fue puesta a disponibilidad y la trasladaron a otro destino mientras se realiza la investigación.