Una mujer de 60 años sufrió un asalto en Guaymallén tras ser sorprendida por tres delincuentes armados que entraron a la fuerza a su casa. Los hombres actuaron con total impunidad y a plena luz. Luego de buscar por todos lados, robaron $8 mil y un celular. Los asaltantes escaparon y no fueron detenidos.

El hecho ocurrió cuando la víctima de 60 años estaba en su casa de calle Leónidas Aguirre al 1.500, de Guaymallén, cerca de las 13 de este viernes. Los delincuentes aprovecharon que había menos gente en la calle por el feriado del 9 de Julio y derribaron la puerta principal.

Seguir leyendo

Uno de los ladrones entró, amenazó con un arma de fuego a la mujer y le exigió dinero. Mientras la apuntaba en la cabeza, le ordenó que buscara el dinero.

La víctima le dio $8 mil y le aseguró que era todo lo que tenía. En ese momento de terror que vivía la mujer, en el cual el tiempo parece no avanzar, ingresaron a la casa los otros dos cómplices que estaban encapuchados y también con armas de fuego. La amenazaron para que no gritara y la llevaron hasta una habitación, donde la dejaron encerrada.

Justo antes de escapar, le robaron también el celular para evitar que llamara a la Policía o a alguien que llegara antes que ellos se hubiesen ido.

Cuando la víctima no escuchó más ruido, salió de su casa y pidió auxilio a sus vecinos, quienes llamaron al 911. Pocos minutos después, un móvil llegó hasta el lugar y recorrieron la zona en busca de los autores, quienes no fueron encontrados.

La causa quedó en manos de la Oficina Fiscal N° 8.

Este viernes hubo otros robos en el Gran Mendoza, y uno precisamente en una empresa de transporte ubicada en Guaymallén.