Diario Uno Policiales Moza
Furia

Una moza amenazó de muerte a un cliente que no quiso pagar

Una moza amenazó a un cliente, que insatisfecho por la atención recibida, se negó a pagar la cuenta. "Te voy a matar", le dijo la enfurecida moza

Por UNO

(Editado por Pablo González) Una moza amenazó a un cliente, que insatisfecho por la atención recibida, se negó a pagar la cuenta. "Te voy a matar, te voy hacer sacar con los patovicas. Pagame, a mí me pagas", le dijo la enfurecida moza al cliente. El hecho sucedió en Viedma, Río Negro.

moz.jpg

Un hombre se negó a abonar lo consumido por "recibir mala atención". Tras la discusión, denunció a una de las empleadas del lugar.

Te puede interesar: ANSES: si sos titular de AUH y SUAF podés acceder a dos bonos extras

El domingo 2 de enero un hombre de Viedma decidió festejar su cumpleaños número 41 en un resto-bar, junto a su esposa y su suegra, pero la noche no transcurrió y la celebración terminó con una amenza de muerte.

Según reconstruyó un sitio local, la velada marchaba bien, pero en un momento el hombre se acercó a la caja para pedir unas papas fritas que estaban tardando mucho. Fue entonces una joven moza del lugar le dijo que ya había cerrado la cocina

Luego, el cliente en cuestión le preguntó si le iban a dar algo de regalo por su cumpleaños, pero recibió un rotundo no. Al parecer lo ocurrido no dejó satisfecho al sujeto y cuando otro mozo se acercó para cobrarles, el comensal le dijo que no iba a pagar nada, debido a la mala atención.

La negativa hizo estallar de furia la moza y, según una denuncia policial, le dijo: "Te voy a matar, te voy hacer sacar con los patovicas. Pagame, a mí me pagas", reprodujo NoticiasNet.

Te puede interesar: Empleados de ANSES fueron fotografiados en un vehículo oficial cargando cervezas: la respuesta

Tras minutos de tensión y gritos, la pareja del hombre pagó la cuenta y se retiraron del establecimiento.

El pasado 21 de diciembre, inspectores municipales llegaron a Joker, uno de los recintos nocturnos más convocantes de Viedma, y le pusieron la faja de clausura. De acuerdo a la información, la sanción fue por sobrepasar la cantidad de personas habilitadas en el lugar y tuvieron que pagar una multa de 50 mil pesos .

Por su parte, desde el establecimiento remarcaron que sienten que se está llevando adelante una persecución, pues a ellos se los controla más que a otros: "El fin de semana vinieron, nos pidieron las libretas sanitarias de todos los empleados, en un momento en el que estaban trabajando, siempre merodean por acá".

Y si bien la clausura duró solamente 24 horas, los vecinos de la zona están molestos por los ruidos molestos durante las noches.

Temas relacionados: