Diario Uno Policiales motochorros
En Buenos Aires

Un policía quiso detener un asalto y mató a un delicuente: fue detenido

Una mujer estaba siendo asaltada por 2 motochorros y alertó con gritos a los vecinos entre los que estaba un efectivo que salió con su arma y les disparó

Por UNO

La tarde de domingo en la calle Italia y Andrade, en Burzaco, provincia de Buenos Aires, se vio alterada por un tiroteo. El hecho sucedió cuando una joven caminaba por esa calle y fue interceptada por dos motochorros que intentaron asaltarla. Al verse en peligro la mujer comenzó a gritar alertando a los vecinos de lo que estaba sucediendo.

Entre los residentes de la cuadra había un policía de la Bonaerense que oyó los gritos desesperados de la joven y salió a la calle con su arma reglamentaria. El efectivo salió de su vivienda, les gritó alto a los delincuentes quien hicieron caso omiso y comenzó un tiroteo.

Seguir leyendo

Leonel Ariel Moyano, el policía que estaba de franco en su domicilio, les disparó a los ladrones que iban en su moto e hirió a uno de ellos. Tras intentar a la joven, no lograrlo y uno de ellos ser herido en la espalda por el efectivo, intentaron la huida, pero uno de ellos cayó en el asfalto metros después.

Al acercarse al hombre herido se constató que había muerto víctima del disparó en la esquina de Andrade y Paraguay donde yacía en el suelo. En el lugar se presentaron sus familiares, que lo identificaron como Ezequiel Miño.

La investigación quedó en manos del fiscal Javier Martínez de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Lomas de Zamora. Ordenó la detención de Moyano, que está acusado de “homicidio por exceso de legítima defensa a terceros”. Luego, a las horas, fue liberado, aunque la causa continuará siendo investigada y se verá si hizo abuso de su defensa que terminó con la muerte de uno de los dos motochorros.

Las pericias quedaron a cargo de Gendarmería, y un médico policial determinó que el cuerpo de Miño tenía un orificio de entrada por la espalda a la altura lumbar del lado izquierdo.