Policiales Lunes, 8 de octubre de 2018

Un mendocino murió tras incendiar la celda en la que fue alojado

El hombre, domiciliado en San Martín, causaba disturbios en un baile, en la localidad de La Calera, San Luis.

José Sebastián Jabdor, de 36 años, un mendocino con domicilio en el Barrio La Puntana en el departamento de San Martín, murió tras incendiarse la celda en la que se encontraba detenido en la Subcomisaría 5ª de la localidad de La Calera, distante a 71 kilómetros de la capital de San Luis.

El hombre había sido detenido en horas de la madrugada por averiguación y resistencia a la autoridad y fuentes de la Policía sostuvieron que la víctima prendió las llamas que le causaron la muerte.

El incidente se produjo alrededor de las 5.20 de ayer, cuando "el hombre estaba en un baile en un salón de la localidad, que está ubicado a sólo 50 metros de la comisaría del pueblo, causando disturbios, por lo que los organizadores le pidieron a los efectivos policiales que lo retiraran porque estaba alcoholizado y molestaba a la gente", informó el vocero de la Policía de San Luis, Jorge Castro.

"Los efectivos le pidieron a Jabdor que se fuera, pero cuando lograron disuadirlo comenzó a agredir a los dos policías que lo acompañaban, luego de reducirlo, los efectivos salieron a un patio para atender a uno de sus compañeros que fue golpeado por el detenido", indicó el vocero.

"El hombre finalmente fue detenido y trasladado a la dependencia policial. Unos minutos más tarde, los oficiales notaron que salía humo por la ventana de la celda", explicó Castro, por lo que "inmediatamente entraron para ver qué pasaba, pero el fuego y el humo no los dejaba respirar por lo que un vecino que estaba con ellos, en la puerta del salón, logró entrar para sacarlo".

La víctima fue trasladada en una ambulancia de la sala de La Calera al Complejo Sanitario de esta capital, y de acuerdo al informe clínico que dio a conocer el director del centro de salud, Leonel Anello, Jabdor ingresó con "un 90% del cuerpo con quemaduras de 2° y 3° grado y lesiones en vías aéreas, se lo intubó, se realizó sedoanalgesia y a los pocos minutos falleció" en el sala de reanimación y estabilización hemodinámica.

En la ambulancia fueron trasladados también César y Walter Moyano, dos vecinos de La Calera, que subieron junto al detenido y se dirigieron al Hospital de San Luis, mientras que en otra unidad sanitaria se traslado a Leandro Pereyra y Marcelo Javier Garay, los efectivos que habían inhalado monóxido de carbono durante el rescate.Todos quedaron en observación y fuera de peligro de muerte.