Un homicidio, una persona que ya se declaró culpable y un jurado que será testigo. Esos son todos los actores del primer juicio por jurado del año que comenzó este lunes.

En el debate se busca determinar responsabilidades penales por el crimen de Miguel Núñez, ocurrido en abril de 2019, sobre el cual Mario Exequiel Salas Cracco –único imputado- ya reconoció la autoría.

Te puede interesar...

Este lunes, se realizó la selección del jurado integrado 12 ciudadanos y ciudadanas, que escuchó luego las instrucciones del Juez Técnico, Alejandro Miguel.

Tras un breve cuarto intermedio, el jurado asistió a los alegatos de apertura. Fernando Guzzo, Jefe de la UFI de Homicidios y Violencia Institucional del Ministerio Público Fiscal, pidió "un veredicto de culpabilidad por homicidio criminis causa con robo agravado por el uso de arma", lo que implica una pena de prisión perpetua. El margen de discusión de la defensa es muy reducido. Salas Cracco robó y mató; y la defensa intentará apelar al plano de las emociones, pero no incluirá figuras legales".

JUICIO POR JURADO CONTRA EXEQUIEL SALAS CRACCO

Por su parte, la defensora técnica, María Gabriela Massad, aseguró que "entre la víctima y mi pupilo defendido hubo un contexto de violencia que vamos a acreditar con el testimonio de la esposa de Salas Cracco. Esto llevó al acusado a un estado de emoción violenta que no justifica los hechos, pero sí modificaron su personalidad en ese momento", argumentó.

El debate continuará este martes, con las declaraciones testimoniales ofrecidas por ambas partes. Mientras que para el miércoles –también con transmisión en vivo- se programaron los alegatos de clausura, las instrucciones finales y el veredicto del jurado popular.