Policiales Lunes, 30 de julio de 2018

Un hombre fue baleado e investigan a dos policías que estaban de franco

Ambos circulaban en un auto similar al descripto por la víctima. Ocurrió en San Carlos, durante la madrugada del domingo.

Foto: gentileza El Cuco Digital

Dos policías se encuentran en la mira de la Justicia luego de ser sospechada de efectuar un disparo a una persona sin razones aparentes y mientras estaban de franco. El hecho ocurrió el domingo en el departamento de San Carlos.

La novedad surgió aproximadamente a las 3 de esa jornada, cuando un llamado al 911 alertó sobre un joven de 24 años que caminaba por calle Sixto Videla y recibió un impacto de bala en una de sus piernas.

Minutos después, la víctima ingresó a un centro de salud siendo trasladado por su pareja, donde efectivamente los médicos constataron que tenía una herida de bala con orificio de entrada y salida en el muslo izquierdo.

El herido relató a las autoridades policiales que el tiro lo habían efectuado desde un auto VW Fox color negro. A los pocos minutos, personal policial identificó a los ocupantes de un rodado similar. Se trata de dos policías que prestan servicios en dependencias del Gran Mendoza.

Luego que la víctima formalizó la denuncia, uno de los uniformados se entregó ante las autoridades judiciales, quienes ordenaron que se le realice una prueba de guantelete para determinar si tenía rastros de pólvora en sus manos. El examen dio negativo, por lo que recuperó su libertad.

En tanto que en horas del mediodía, se realizó un allanamiento en un domicilio ubicado en calle Elvira Bustos, en La Consulta. Allí fue aprehendida la otra policía -trabaja en la Comisaría 5 de Ciudad- y se secuestró su pistola 9 milímetros reglamentaria y un rifle calibre 22.

En tanto que se realizó otra medida en el barrio Venezuela donde se logró el secuestro de un auto Ford Focus color negro -los investigadores creen que la víctima puede haber confundido el modelo-.

En las próximas horas, desde la Unidad Fiscal de Valle de Uco definirá la situación de los uniformados, quienes podrían ser imputados por lesiones leves agravadas o por abuso de arma de fuego.

En paralelo, desde la Inspección General de Seguridad (IGS) se encuentran realizando una investigación administrativa. Si bien todavía no tienen la información del expediente judicial, se pidió de forma preventiva que ambos efectivos sean pasados a pasiva -sus armas quedan retenidas, cobran la mitad del sueldo y no puede cumplir funciones-.

Dejanos tu comentario