Presunto ajuste de cuentas

Un hombre fue asesinado a balazos e hirieron a otros dos

Un joven de 30 años fue asesinado a balazos y sus amigos resultaron heridos al ser atacados a tiros en Tigre, en un ajuste de cuentas por la venta de drogas

Por UNO

En un hecho que es investigado por la Justicia, un hombre de 30 años fue asesinado a balazos y otros dos resultaron heridos al ser atacados a tiros, en un presunto ajuste de cuentas ocurrido en la localidad bonaerense de Don Torcuato, partido de Tigre, informaron este lunes fuentes policiales.

El hecho tuvo lugar en la madrugada de este domingo, en las calles Triunvirato y Gallardo, en la mencionada localidad de la zona norte del conurbano.

Según informaron las fuentes a Télam, una patrulla policial llegó al lugar y encontró el cuerpo tendido de un hombre, identificado como Matías Acosta, de 30 años, quien presentaba varios impactos de bala en el rostro.

Ante esa situación, y al observar que la ambulancia no arribaba, los efectivos policiales decidieron trasladar a la víctima en un móvil hacia el Hospital Zonal General de Agudos de Pacheco, adonde ingresó muerto.

De acuerdo a las primeras averiguaciones, Acosta había sido atacado por dos hombres que llegaron al lugar caminando, abrieron fuego y, luego escaparon junto a otros dos cómplices que se movilizaban en sendas motocicletas tipo enduro.

Te puede interesar Las asesinas del pequeño Lucio Dupuy fueron trasladadas a San Luis

En tanto, las dos personas que acompañaban a la víctima fatal recibieron impactos de arma de fuego, uno de ellos en un glúteo y el otro en la mano, aunque permanecían fuera de peligro.

Según los voceros, a partir de lo relatado por los vecinos del lugar, el ataque estuvo vinculado a una disputa presuntamente relacionada a la venta de estupefacientes.

Te puede interesar La acusada de matar a Lucio Dupuy cargó en twitter al padre de la víctima: "Provida, idiota, retrógrado, infeliz"

En la causa interviene el personal la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) del Departamento Judicial de San Isidro, a cargo de José Amallo, quien dispuso las diligencias de rigor para dar con los autores del crimen, y ordenó la realización de la operación de autopsia para determinar las heridas que causaron la muerte del joven.