Policiales Sábado, 21 de julio de 2018

Tres personas fallecieron en dos accidentes viales en Valle de Uco

Dos de las víctimas fatales son de San Carlos y la restante, de Tunuyán.

Quizás algún fin de semana la noticia para los diarios de Mendoza sea que no hubo ningún muerto en accidentes de tránsito. Por ahora, las muertes viales siguen presentes en los medios y este fin de semana, pese a los estrictos controles por los festejos del Día del Amigo, no fue la excepción. En una sola noche perdieron la vida tres personas en el Valle de Uco en distintos siniestros viales.

La primera de las víctimas fue una mujer, en Tunuyán. Alrededor de las 20 del viernes, Modesta Patrona Oliva caminaba por el margen de la calle Francisco Delgado, cerca de Moreno en el departamento de Tunuyán, que no deja de hacer duelos luego de que esta semana dos niñas murieron intoxicadas con monóxido de carbono.

A Modesta Oliva la muerte también la encontró de manera inesperada. La mujer fue embestida de atrás por una moto. Ni siquiera tuvo tiempo de tratar de esquivar, no pudo ni verla. Cuando llegó la ambulancia, los médicos constataron el deceso de la víctima en el lugar mientras el conductor de la moto, de 27 años, fue trasladado al hospital Scaravelli, donde fue diagnosticado con politraumatismo con herida cortante en cuero cabelludo y en labio superior. En el caso interviene la oficina fiscal de la Comisaría 15 y, como todos los accidentes de tránsito, el caso seguramente será caratulado como homicidio culposo, un delito en el que la persona no mata de forma intencional.

El segundo de los hechos que enlutaron al Valle de Uco sucedió en la madrugada del sábado y tuvo otro factor en común: también hubo una moto involucrada. Esta vez, fueron dos jóvenes los que perdieron la vida. Luciano Martín Montenegro, de 19 años, y Sergio Daniel Lobo García, de 23 años, iban en el rodado cuando fueron chocados de atrás por una camioneta.

El accidente se produjo en la ruta 40 a la altura de la rotonda de La Bandera en San Carlos. El siniestro ocurrió cuando el conductor de una Ford Ranger y su acompañante circulaban por aquella ruta en sentido norte a sur y por razones que se investigan y se tratan de establecer, chocó de atrás a la moto. Al igual que sucedió en el accidente de Tunuyán, cuando los médicos del servicio de emergencias llegaron al lugar del hecho, constataron que los dos chicos que viajaban en la moto habían muerto producto del choque. Los policías trasladaron al conductor de la camioneta y a su acompañante al hospital Scaravelli y ambos están imputados por homicidio culposo.

Dejanos tu comentario