Un hombre de 26 años fue brutalmente golpeado en Fray Luis Beltrán, Maipú, luego de haber entrado a una casa junto a otros dos cómplices para cometer un asalto. El dueño de la vivienda se defendió a los golpes y vecinos salieron a ayudarlo al escuchar a su esposa que pedía auxilio a los gritos. El herido fue llevado al Hospital Central, donde fue asistido, fue dado de alta y quedó detenido.

Eran cerca de las 22 del miércoles, cuando una banda de tres o cuatro hombres armados ingresó a la fuerza a una casa del barrio Jerusalén, de Beltrán, donde estaba un matrimonio con sus hijos.

El dueño de la casa, de 32 años, le dijo a la Policía que dos de los delincuentes estaban armados con un arma de fuego y el otro con un cuchillo, quien lo atacó directamente, mientras su compañero lo apuntaba en la cabeza.

Embed

Al no entender qué pasaba, el hombre también reaccionó a los golpes que recibió del asaltante, mientras que su esposa gritó para pedirle ayuda a sus vecinos, quienes no tardaron en llegar.

En ese momento, la banda de ladrones decidió escapar sin haber robado nada, pero uno de ellos fue atrapado por la víctima y sus vecinos. Lo golpearon y lo maniataron para que no pudiera escaparse.

Esta situación fue filmada por varias de las personas que estaban presentes, pero por una decisión editorial las imágenes fueron sacadas de foco para que no se vea el rostro de las personas. Además, son imágenes que pueden herir la susceptibilidad de los lectores. Pero sí se puede escuchar lo que decían las víctimas y los vecinos, quienes le reclamaban al ladrón que dijera quiénes eran sus cómplices.

Cuando llegó la Policía y una ambulancia, constataron que el hombre estaba herido y lo trasladaron al Hospital Central, donde estaba lúcido y habló sobre lo ocurrido.

Los médicos constataron un corte en la cabeza, a la altura de la ceja, y otra herida cortante en su hombre izquierdo, donde se le hizo la limpieza correspondiente y le pusieron puntos. En el resto de su cuerpo tenía golpes por todos lados, pero estaba fuera de peligro, consciente, y los médicos le dieron el alta.

Estaba con custodia policial, y lo trasladaron a la Comisaría 61, donde quedó detenido a disposición de la Justicia.

Temas relacionados: