(Redactado por Paola Alé) Una bebé de apenas 4 días es la única sobreviviente de la familia que falleció este viernes, por inhalación de monóxido de carbono. La bebé recién nacida Delfina Díaz permanece en la UTI neonatal del hospital Humberto Notti, peleando por su vida. Aunque su pronóstico es reservado, se sabe que su estado es grave.

En el accidente doméstico fallecieron sus padres, Carla Pataracchia (30) y Favio Díaz (28) y sus tres hermanos, Josefina (7) y Joaquín (5) Pellegrina y Sofía Díaz (1).

Seguir leyendo

Cómo ocurrieron los hechos

Si bien aún no hay confirmación acerca del motivo del accidente que se cobró al vida de dos adultos y tres de los cuatro niños que residían en la casa de la calle Cerro Tolosa, de Godoy Cruz, en la primera intervención que realizó la policía en la vivienda, se manifestó que la familia habría estado calentándose con el horno de la cocina.

intoxicación por monóxido de carbono 2

Esto provocó una mala combustión, que terminó con la vida de los integrantes de la familia, excepto con la de la recién nacida.

Según fuentes de la policía, Favio Díaz fue encontrado cerca de la puerta del baño, mientras la mujer se encontró tendida en la cama.

Quien notó la situación fue el padre de los dos niños mayores, que al arribar a la casa de la familia Díaz, no fue atendido, por lo que decidió derribar la puerta y allí se encontró con la tragedia.

La bebé fue trasladada inmediatamente al hospital pediátrico, en donde recibe los mayores cuidados desde anoche.

intoxicación por monóxido de carbono

Tragedias por el frío

Las intoxicaciones por monóxido de carbono y los incendios de viviendas son frecuentes en los días de intenso frío.

En Mendoza, dos casos emblemáticos de similares características ocurrieron en el 2010 y en el 2019.

En el 2010, una familia de cinco integrantes falleció por la inhalación de monóxido de carbono. Fue en el bario Unidad, al oeste de la Ciudad.

El hecho sucedió el dos de agosto del 2010, y lo que ocurrió fue que el calefón tenía la salida de gas obstruida y por este motivo se produjo la emanación de monóxido de carbono.

Perdieron la vida dos adultos de 30 y 35 años y tres chicos de 18, 11 y 3 años.

Más cercana en el tiempo fue la tragedia que protagonizó otra familia oriunda de Godoy Cruz, el 7 de junio de 2019, la cual sufrió el incendio de su vivienda debido a la mala colocación de una salamandra. Murió el padre de la familia, de 38 años, los dos hijos del matrimonio, de 7 y 2 años. En tanto que la madre sobrevivió aunque sufrió quemaduras en el 50% de su cuerpo.