Policiales Miércoles, 28 de marzo de 2018

Tomó un remis, pagó el rescate por el secuestro de su hijo pero era todo una estafa

Un nuevo caso de secuestro virtual, un modus operandi que ya estaba en desuso, ocurrió en la madrugada del miércoles en Godoy Cruz.

Hace varios meses que no ocurría algo similar, pero otra vez un caso de secuestro virtual ocurrió en la provincia y la víctima incluso pagó un rescate para que "liberen" a su hijo.

Cerca de las 5.30, el teléfono fijo de una casa de Godoy Cruz donde vive una mujer de 42 años sonó. Ella atendió y del otro lado se encontró con una voz masculina que le decía que su hijo había sufrido un accidente. La versión cambió a los pocos minutos y el delincuente le manifestó que lo tenía secuestrado.

El supuesto secuestrador le advirtió que no debía cortar la comunicación. De haberlo hecho, la víctima podría haber llamado a su hijo de 27 años y habría constatado que estaba sano y salvo en su casa del barrio Barrancos.

La mujer siguió las órdenes del secuestrado: pidió un remis, se dirigió hasta unos monoblocks ubicados en calle Chapadmalal -en el oeste de Godoy Cruz- y allí dejó el pago en un pasillo. La recompensa consistió en dos televisores y mil pesos en efectivo.

Al finalizar la secuencia, se dirigió hasta la casa de su hijo y se dio cuenta que todo había sido una estafa, ya que el joven estuvo toda la noche durmiendo allí.