Era cuestión de formalismos, que se concretaron este jueves. Finalmente terminó sobreseído el policía retirado que estaba en la mira por la muerte de Josuá Marcelo Castro (23), un ladrón abatido en los primeros días del año en el departamento de Godoy Cruz.

Ya desde los primeros minutos de la investigación, en la noche del 6 de enero pasado, todo parecía indicar que el exsargento de 47 años había actuado en legítima defensa. Los testimonios -tanto el suyo como el de su hijo- fueron en ese sentido y restaba los peritajes de rigor para terminar de confirmar la versión.

Te puede interesar...

La fiscal de Homicidios Andrea Lazo dejó al expolicía en libertad y avanzó con la investigación. Poco más de tres meses después, con todas las evidencias en sus manos, solicitó el sobreseimiento. En una audiencia realizada en la mañana de este jueves, la juez María Cristina Pietrasanta avaló el pedido.

De esta forma, el expediente por la muerte de Josuá Marcelo Castro pasará al archivo ya que, según se definió, no se consumó ningún delito al haber legítima defensa

Ladrón abatido

Un hombre, ex sargento de la Policía, y su hijo habían pactado por Facebook encontrarse con una persona a la que le iban a comprar una moto. La cita fue en el barrio Labrador de Godoy Cruz, cerca de las 20 del 6 de enero pasado. En calle Carlos Gardel estacionaron su auto Chevrolet. En ese momento fueron abordados por cuatro sujetos quienes les preguntaron si eran los compradores.

Uno de los malvivientes se asomó por la ventanilla del acompañante y les exigió el dinero mientras les apuntaba con un arma de fuego. Como las víctimas se resistieron, gatilló su arma de fuego. La bala impactó en el hombro de expolicía, quien inmediatamente sacó una pistola calibre 40 -tenía la documentación correspondiente- y mató a Josuá Castro. Los cómplices del ladrón abatido lograron huir del lugar.