Abuso sexual

"Sentía mucho asco": le arrancó parte de la lengua a su abusador

El abusador permanecerá en prisión preventiva hasta que el caso se eleve a juicio. La víctima recibe contención y seguimiento del Gabinete de Asistencia

Por UNO

En Santiago del Estero una joven le arrancó la lengua a un hombre por intentar abusar sexualmente de ella, el pasado 25 de abril. La víctima trabaja en un local de zapatillas e indumentaria deportiva y el agresor se hizo pasar por un cliente. Efectivos policiales lograron detener al abusador que se encontraba en el Hospital.

El comercio está ubicado en la localidad de Quimilí sobre calle Taboada. El hecho ocurrió alrededor de las 22 cuando la trabajadora del local, de 18 años, se encontraba cerrando el comercio. En ese momento un joven con buzo, capucha y gorra color negro intentó ingresar al lugar con la excusa de que quería comprar unas zapatillas.

► TE PUEDE INTERESAR: Alud en Bariloche: encontraron los cuerpos de los dos desaparecidos

En un principio la joven se negó que el hombre ingrese al local, “le dije que vuelva mañana, que estaba cerrando”, según contó la víctima. Aun así, tras la insistencia del supuesto cliente “No puedo. Mañana viajo. Necesito comprarlas ahora. Tengo el dinero acá” finalmente la chica accedió a que ingresara.

Mientras la joven realizaba su trabajo corroborando los precios de las zapatillas para el supuesto cliente, el agresor se acercó a ella y sacó un cuchillo que tenía escondido. Por medio de amenazas la tomó violentamente del brazo, apagó las luces y se la llevó a los probadores.

"Lo mordí tratando de defenderme"

Ante esa situación la víctima relató que en el momento en el que es llevada hacia los vestidores le suplica al agresor que se llevará sus pertenencias y todo el dinero, pero no quiso. La joven confesó que el agresor le contestó "Primero, te quiero a vos".

La chica relató "luego, intentó sacarme la ropa. Empezamos a forcejear y me cortó el dedo anular de la mano izquierda. Yo me resistí, el cuchillo se cayó al piso, y él quiso besarme de una manera brusca".

se salvó de un abuso 2.jpg

"Intentó sacarme la ropa. Empezamos a forcejear y me cortó el dedo anular de la mano izquierda. Yo me resistí, el cuchillo se cayó al piso, y él quiso besarme de una manera brusca"

► TE PUEDE INTERESAR: Un hombre atropelló a 9 personas y mató a una de ellas

En defensa propia la joven declaró: “lo mordí tratando de defenderme. Solo sentía mucho asco de la situación”. Aun así, el abusador comenzó al golpear el rostro y la panza a la joven. Luego, según el relato de la chica el agresor se dirigió hacia la entrada del local y le exigió a la trabajadora el dinero de la caja, pero no alcanzó a llevárselo. El malviviente solo "manoteó" el celular de la encargada y se dio a la fuga.

Al llegar al local de zapatillas e indumentaria deportiva personal de la División Criminalística de la ciudad santiagueña de Quimilí encontró mucha sangre en el piso. Tras registrar los probadores y al correr una cortina blanca que se encontraba salpicada de rojo, encontraron mechones de cabello en el suelo.

Oficiales detuvieron al agresor

Tras continuar con la investigación efectivos de criminalística encontraron, además, en el interior de uno de los vestidores un pedazo de lengua que pertenecía al agresor. Aunque el local tenía cámaras de seguridad personal policial no logró reconocer al agresor dado que llevaba capucha y gorra. Pero si se comprobó el forcejeo “por el movimiento de las cortinas”.

Con el pasar de las horas, ese día 25 de abril, uniformados recibieron un llamado perteneciente al Hospital de Quimilí donde notificaron que había ingresado una persona con una herida en la lengua. Por medio de ese aviso investigadores lograron identificar al agresor.

► TE PUEDE INTERESAR: Caso Nora Dalmasso: un compañero de trabajo de la víctima criticó la investigación y apuntó contra Macarrón

En el momento en el que personal policial detiene al abusador, uniformador decidieron realizar un allanamiento en el domicilio del joven. Tras ese operativo personal de seguridad pudo encontrar el celular de la víctima que se encontraba enterrado en un macetero. Además, hallaron una remera cubierta de sangre que había descartado. Sin embargo, en el operativo nunca apareció el cuchillo.

La fiscalía solicitó prisión preventiva

Por otro lado, personal de investigación comento que "el pedazo de lengua está freezado en la morgue del hospital. Tiene el tamaño de una moneda de un peso. La idea era cotejarlo con la sangre del joven, pero ya no va a hacer falta”.

Si bien el hecho ocurrió hace más de un mes, el fiscal Martín Silva solicitó este martes la prisión preventiva del abusador de 21 años por seis meses, hasta que el caso se eleve a juicio. La fiscalía acuso al agresor de robo calificado por el uso de arma blanca y abuso sexual simple.

► TE PUEDE INTERESAR: Video: un niño a caballo atropelló a dos mujeres y una está en coma

Además, tras este episodio la trabajadora de 18 años del local de momento recibe contención y seguimiento por parte del Gabinete de Asistencia a la Víctima.

Temas relacionados: