Policiales Martes, 14 de agosto de 2018

"¿Sabe la diferencia entre pisar un pozo y pasarle a algo por arriba?"

El fiscal Fernando Guzzo interrogó a Julieta Silva, acusada de la muerte de Genaro Fortunato.

El fiscal Fernando Guzzo aprovechó la declaración espontánea de Julieta Silva para interrogarla y conocer los detalles que no dio en su relato. La mujer de 30 años está acusada de atropellar y matar a su novio Genaro Fortunato, un rugbier de 25 años, el 9 de septiembre de 2017 en San Rafael.

Guzzo quiso saber hacía cuántos años que la acusada sabía manejar, y Julieta le contestó que hacía 12 años. "¿Sabe cuál es la diferencia entre pisar un pozo y pasarle a algo por arriba?", consultó el fiscal.

La acusada respondió: "Mi sensación fue de haber pasado un pozo, después me di cuenta qué era, pero fue solo una sensación".

El fiscal insistió y le consultó si alguna vez, por ejemplo, se llevó por delante una piedra o un cordón, y Julieta solo indicó que una piedra podía ser.

"¿Recuerda lo que hace el auto cuando pisa una piedra?", preguntó Guzzo. "Se levanta", dijo Julieta.

Las preguntas siguieron: "¿Se cayó a un pozo alguna vez, o a una acequia?", y ella respondió: "Si, a un pozo". Y luego de la pregunta de qué pasa con el auto en ese momento, Silva dijo que el auto se hunde.

Fernando Guzzo hizo estas preguntas para dejar en evidencia que la joven acusada puede diferenciar claramente entre pasar por un pozo o atropellar a alguien.

Julieta indicó que luego de pasar por ese presunto pozo que sintió, siguió la marcha y se detuvo cuando el chico del estacionamiento le hizo señas porque pensó que iba a cobrarle.

Cuando el hombre le dijo que había atropellado al chico que iba con ella, se bajó del auto, caminó unos 5 metros y distinguió que era una persona. Dijo que se dio cuenta que era Genaro "cuando me termino de acercar y ver el color de la camiseta. Era bordó".

Indicó que en ese lugar había "un poquito más de luz" que en el lugar que ella indicó que parecía un túnel oscuro.

Además, reconoció que no se pudo acercar a él para ver si estaba vivo o no o para darle algún tipo de ayuda "porque no quería que fuera cierto, el de la playa me decía que estaba muerto".

Más noticias