La imagen es impactante. Un presunto ladrón murió aplastado por un bloque de hormigón de la estructura que él mismo habría quitado para poder entrar a robar a una casa de Escobar, Buenos Aires.

Según informó Crónica, el hombre fue hallado muerto entre los bloques de hormigón de un paredón en el barrio Parque Matheu.

Te puede interesar...

Los investigadores trabajan en averiguar las causales de muerte pero entienden que el sujeto sacó parte de la estructura para entrar a robar y el resto se le cayó encima causandole la muerte inmediatamente.

La identidad del fallecido aún no fue revelada.

El hallazgo se dio después de un llamado al 911 que alertó sobre el hecho. Cuando los policías llegaron a un domicilio ubicado en calle Gallo al 1.060 de Escobar, se encontraron con el sujeto mayor de edad atorado entre las placas de hormigón.

La ambulancia del SAME que llegó minutos después constató el deceso del hombre.

Al pareder, la víctima sería un delincuente que quitó el penúltimo bloque del paredón para poder ingresar a una vivienda por ahí y cuando estaba empezando a cruzar, el resto de la estructura cedió y se le cayó en el cuello.