Diario Uno > Policiales > crimen

Quedó sin detenidos la causa por el crimen del hincha de la Lepra

Los cuatro imputados por el crimen de Gabriel Videla fueron liberados luego de que la jueza considerara que las pruebas no eran suficientes

Facundo Olivera, Iván Gómez y los hermanos Enzo y Leonardo Robledo quedaron en libertad este viernes luego de que la jueza María Espínola hiciera lugar al pedido del fiscal Carlos Torres para que dejara sin efecto la prisión preventiva de los cuatro imputados por falta de pruebas por el crimen de Gabriel Videla (26), el hincha de la Lepra.

Los hombres están señalados como los autores del crimen de Videla, quien fue asesinado de cinco balazos durante el banderazo que realizaron hinchas de Independiente Rivadavia a fines de enero pasado. La víctima era conocida como Gabito en la barra brava de la Lepra y, según el fiscal, fue ultimado por viejas riñas con los sospechosos.

Te puede interesar...

Sin embargo, la investigación de Torres fue muy cuestionada por los abogados defensores. Es que el crimen se dio en medio de un acto multitudinario y, si bien el fiscal contaba con los rastros de pólvora que se hallaron en las prendas de ropa y manos de tres de los cuatro acusados, la estrategia de la defensa se orientó a establecer que los jóvenes estuvieron presentes en la balacera pero no fueron los autores.

Los letrados también indicaron que la grabación que muestra la huida de los sospechosos en un Ford Falcon tras el crimen en Ciudad no resulta extraña en este contexto debido a que todas las personas que estaban en el banderazo de la Lepra escaparon de la misma forma ante el hecho violento.

Todos estos señalamientos culminaron con la libertad de los acusados aunque continuarán procesados por el hecho.

Violencia extrema

Gabito Videla era uno de los 2 mil hinchas de la Lepra que acudieron la banderazo realizado en las inmediaciones del estadio Bautista Gargantini el 23 de enero pasado en horas de la noche. El festejo se vio interrumpido por un enfrentamiento que incluyó al menos cinco disparos y corridas de los presentes. Videla recibió esa cantidad de impactos de bala en su cuerpo y murió a los pocos minutos. Los investigadores apuntan a que la balacera se produjo por una interna en la barrabrava de la Lepra.