Policiales Sábado, 11 de agosto de 2018

Prueba de ADN complica al único acusado por el triple crimen de Maipú

En las muestras tomadas de las uñas de Alejandra Ferreyra, una de las mujeres asesinadas, se encontró material genético que coincide con el de Ezequiel Ledesma.

Acusado. Ezequiel Ledesma, el único sospechoso del triple crimen de Maipú.

Una prueba de ADN complica aún más a Ezequiel Richard Ledesma, el único acusado y sospechoso del triple crimen de Maipú, detenido en el Centro Transitorio Judicial (Cetraju), ex Contraventores, mientras esperan la audiencia de prisión preventiva para enviarlo al penal.

Se trata del joven de 23 años que está imputado por doble femicidio por la muerte de su ex novia, Karen Arenas (22); su ex suegra, Alejandra Ferreyra (48 años), y homicidio crimis causa por Yariel Bruno, de 4 años, sobrino de su ex novia, en el trágico hecho ocurrido en la noche del 22 de julio pasado. Con esta calificación puede ser condenado a prisión perpetua.

En las muestras tomadas de las uñas de Alejandra Ferreyra se encontró material genético que coincide con el ADN de Ledesma. Esto hace suponer que la víctima antes de morir intentó defenderse del agresor clavándole las uñas en su piel. Esta prueba se suma a la sangre hallada en su zapatilla.

La audiencia de prisión preventiva fijada para el miércoles pasado no se pudo realizar y se pospuso para el viernes 17 de agosto.

Mientras tanto, Richard continúa detenido en los calabozos del Cetraju, ubicado en Virgen del Carmen y Belgrano, en Ciudad, donde todavía se le realizan pericias psiquiátricas y psicológicas para determinar el tipo de personalidad que tiene.

Para los investigadores está todo prácticamente probado. La relación entre Ledesma y Karen estaba terminada, pero él seguía muy cerca de ella y había muchos celos como también una relación de posesión.

En su declaración mantuvo lo que dijo desde el comienzo sobre que esa noche había ido a jugar al fútbol con sus amigos y luego regresó a su casa, donde estuvo con su familia hasta que se enteró de lo ocurrido en la casa de su ex novia cuando llegó la policía y escuchó los gritos de su ex cuñada, quien descubrió el hecho.

La hipótesis

Un dato que manejan los pesquisas es que en principio el triple homicidio de Maipú podría haberse desatado por un ataque de celos del presunto autor, que llevaba dos años de novio con la joven discapacitada.

Según la investigación del caso, Exequiel habría tenido una crisis de celos luego de comprobar que su novia, que se movilizaba en una silla de ruedas, había aceptado que sus primas la llevaran a un boliche.

Más tarde la discusión se habría tornado más violenta cuando el joven descubrió que Karen habría abierto un perfil en Badoo, una red social cuyo principal objetivo es ayudar a sus usuarios a conseguir pareja.

Cuando los efectivos de Científica constataron el estado de las puertas y ventanas de la casa donde sucedió el crimen comprobaron que ninguna había sido forzada, por lo que se especuló que quien cometió el homicidio tenía libre acceso a la casa o al menos era una visita frecuente.

El móvil del robo se descartó cuando se encontró sobre la mesa del living una computadora. Además en la casa había varios televisores y otros objetos de valor que podrían haber sido tentadores para quien entrase a robar.

Los pesquisas se encargaron de chequear a posibles sospechosos, entre los que figuró una pareja de Alejandra, pero se constató que la relación entre ambos era afectuosa, lo que quedó demostrado peritando su celular.

Tampoco hay sospechas sobre la ex pareja de Vanesa y padre del pequeño Yariel, con quien la mujer ya no tendría relación ni contacto.

Dejanos tu comentario