Policiales Martes, 25 de septiembre de 2018

Presunto robo del bebé: no hay historia clínica en el hospital

Tras la denuncia de la joven que dijo que sus jefes la drogaron y le sacaron a su hijo luego del parto, la causa suma pruebas.

Las pruebas que va recolectando la Justicia de a poco van echando por tierra la denuncia de la joven que aseguró que la habían dejado inconsciente y que le habían robado a su bebé en el hospital Lagomaggiore. El Cuerpo Médico Forense (CMF) descartó que haya dado a luz recientemente, al igual que no se ha encontrado ninguna historia clínica sobre un posible embarazo.

Esa mujer se presentó el miércoles de la semana pasada en la Oficina Fiscal N°2 en la Comisaría Sexta, en el barrio Cano, para denunciar que fue drogada, inducida a parir y que su hijo fue sustraído por la pareja para la cual trabajaba.

Según consta en el expediente, la presunta víctima se desempeñaba como acompañante terapéutica de un niño autista hijo de un matrimonio compuesto por radiólogos que vivían en Godoy Cruz.

Florencia, según contó su madre, debía presentarse ese miércoles en el hospital Carrillo de Las Heras para dar a luz y sus jefes la habían invitado a tomar un café la tarde anterior para agasajarla. Pero la joven le informó por teléfono a su padre que pasaría la noche con ellos y al día siguiente la llevarían al nosocomio en Las Heras para que naciera su hijo. Sin embargo, cerca de las 4 Vergara se comunicó para decirle que el parto se había adelantado.

Siguiendo lo que expresó su mamá, al llegar al Lagomaggiore en Mendoza capital encontró a su hija sola, sentada en la guardia y ella le manifestó que el parto ya había ocurrido, pero que los médicos le habían indicado que el bebé murió. Pensaron que se lo habían robado y ante eso radicaron la denuncia.

El caso lo tomó el fiscal Juan Ticheli, quien al recolectar los primeros elementos investigativos advirtió que el relato de la joven perdía fuerza. Un análisis de sangre y un adelanto del estudio en el Cuerpo Médico Forense señalaban que no había parido en las últimas horas. Ayer llegó a manos del magistrado el resultado completo del CMF, que refirmó el primer informe.

Otro dato no menor es que efectivos de Investigaciones se dirigieron al hospital Carrillo en busca de la historia clínica en donde constaría el seguimiento del embarazo, pero no hallaron ninguna información de ese tipo en el efector.

Los familiares de Florencia aseguraron que allí ella se había realizado los controles pertinentes y por eso la policía fue a buscar esa documentación. Sus parientes tampoco la han aportado, y no descartan que en el hospital se haya extraviado.

La denunciante fue entrevistada por psicólogos el viernes pasado y ya se solicitó la ampliación de la pericia. Los empleadores de Vergara, que presuntamente la drogaron y la llevaron a tener a su hijo, no han sido identificados y no se han presentado ante la Justicia espontáneamente.

En los exámenes toxicológicos que le realizaron a la joven no se detectaron restos de algún tipo de sustancia. Ante este cúmulo de primeras pruebas se impondría la hipótesis de un embarazo psicológico o la segunda alternativa es que tiempo antes haya estado embarazada y que lo hubiera perdido. Más allá de esto, la investigación no está cerrada.