Pertenecer a la familia Miraval no pasa desapercibido en Godoy Cruz. Varios integrantes de ese clan han estado acusados de todo tipo de delitos, incluyendo homicidios. Por segunda vez en menos de un año, una investigación terminó desbaratando un kiosquito de drogas en el barrio La Gloria.

La familia Miraval tiene base en la manzana K de esa barriada. En agosto del año pasado se realizaron dos allanamientos ya que surgió el dato de que allí vendían estupefacientes. Los resultados fueron positivos: se secuestraron las drogas y se detuvo a algunos integrantes del clan.

Sin embargo, por distintos argumentos, algunos de ellos obtuvieron el beneficio de la prisión domiciliaria. Y, según sostiene una segunda investigación, continuaron practicando el narcomenudeo.

Cerca de las 20 del jueves se realizaron procedimientos en los mismos inmuebles. En la casa 11 de la manzana K se encontraban Flavia Belén Miraval (32) –estaba con domiciliaria-, su hermana Mariana Priscila (24) y la madre, Juana Reyes Figueredo (54).

En el interior de la propiedad se incautaron cigarrillos de marihuana, cogollos, semillas, cannabis compactada, 16 dosis de LSD, una dosis de cocaína, $5.800, tres teléfonos celulares y elementos para el corte y fraccionamiento de la droga.

droga 22.jpg
Se encontraron hasta dosis de LSD en el barrio La Gloria.

Se encontraron hasta dosis de LSD en el barrio La Gloria.

Todos quedaron a disposición de la Justicia Federal que ahora evaluará si deben quedar alojados en el penal.

En el otro domicilio, la casa 97, fue detenido Fernando Nicolás Concha, un joven de 29 años vinculado a la familia Miraval y que también había sido capturado en los allanamientos de agosto pasado, por lo que ahora tenía prisión domiciliaria.

Los efectivos de Lucha contra el Narcotráfico encontraron en esa propiedad 5 cigarrillos de marihuana, 500 semillas y 5 plantines de 15 centímetros.

droga 11.jpg
Parte del secuestro en el barrio La Gloria.

Parte del secuestro en el barrio La Gloria.

Tras el exitoso operativo, ahora la familia Miraval del barrio La Gloria volverá a enfrentar un roce con la Justicia, en este caso, Federal. Varios integrantes han desfilado frente a fiscales y jueces en los últimos años.

El más complicado es Leonardo Yes Miraval (29), quien cumple una condena a 18 años de cárcel por haber asesinado a Lucas Morales (19) en las inmediaciones el 3 de junio de 2018. Los investigadores reconstruyeron que el Yes disparó sin motivo alguno contra la víctima fatal. Varios lugareños aseguraron que eso es una práctica común de la familia Miraval.

Seguir leyendo