Los Miraval son una familia considerada conflictiva en el barrio La Gloria. Y Leonardo Miraval no es la excepción. La Corte provincial confirmó una condena a 18 años de prisión para el joven de 29 años por un crimen en Godoy Cruz ocurrido hace dos años y medio.

En diciembre de 2019, el Yes Miraval recibió esa pena por matar a su vecino Lucas Maximiliano Morales (19) e intentar asesinar a otro joven, quien sobrevivió al ataque armado -ver más abajo-. Pero la sentencia quedó firme recién ahora.

Te puede interesar...

Es que la defensa de Leonardo Miraval presentó un recurso tildando de "escueto y contradictorio" los fundamentos del juez David Mangiafico. Incluso plantearon que dos testigos fundamentales de la causa -vieron el ataque y señalaron al Yes como el autor- presentaron algunas contradicciones.

Sin embargo, la Suprema Corte de Justicia ratificó la condena conta Leonardo Miraval. Los ministros Omar Palermo, José Valerio y Mario Adaro determinaron que en líneas generales los testigos lo señalaron como uno de los asesinos sin titubear, tanto en sus declaraciones como en la rueda de personas.

Incluso valoraron que un llamado al 911 tras el ataque armado advertía que "los Miravales están en un tiroteo", como una de las tantas pruebas que lo comprometieron en el expediente

Con este fallo la pena queda firme, al menos a nivel provincial ya que la defensa de Leonardo Miraval puede insistir en revertir la situación ante la Corte nacional.

Lucas Maximiliano Morales.jpg
Lucas Morales fue baleado a metros de su casa.

Lucas Morales fue baleado a metros de su casa.

Crimen en Godoy Cruz

El 3 de junio de 2018, Lucas Morales se encontraba junto a un amigo a la vuelta de su casa, ubicada en el interior de barrio La Gloria. Mientras miraban un video en un teléfono celular, una banda pasó por el lugar y efectuó disparos por motivos que no están del todo claros. Algunos vecinos sostienen que los asesinos suelen pasar por la zona realizando tiros sin motivos concretos.

Una bala ingresó por el hombro de Lucas Morales y terminó impactando en su columna. Estuvo internado dos semanas, hasta que falleció. En ese lapso de tiempo pudo identificar como agresor a Leonado Miraval. Si bien no podía hablar porque estaba intubado, le señaló a su madre tres leras en un abecedario: "YES".

El amigo que estaba con Lucas Morales también recibió impactos de bala, pero no le produjeron heridas de mayor gravedad y obtuvo el alta médica a los pocos días.