Policiales
Lo solicitó la fiscalía, que investiga la posibilidad de que se haya tratado de un mensaje para los padres. Aún nadie sabe con certeza qué le ocurrió al pequeño de cinco años mientras estuvo fuera del colegio.

Pidieron pericias psicológicas para el niño que desapareció de una escuela de Godoy Cruz

Por UNO

La Fiscalía de Instrucción N°5 de Godoy Cruz ordenó hoy que el niño de cinco años que el

jueves pasado desapareció de la escuela San Gabriel sea sometido a exámenes psicológicos del

Cuerpo Auxiliar Interdisciplinario (CAI) para determinar la veracidad de la historia que tiene

perplejas a autoridades escolares y a la Justicia.

El procedimiento se basa en una serie de entrevistas que buscan determinar, por ejemplo, si

el chico fabula, si es mitómano o si es un niño influenciable y así intentar aclarar el confuso

caso.

Según los padres del pequeño, el niño les contó que el jueves pasado cuando estaba en

clase un hombre –al que identificó como "el papá de Lautaro"- lo llamó desde la ventana y le pidió

que lo acompañara, lo subió a un auto rojo y se lo llevó. El pequeño apareció horas más tarde

frente a una escuela de Maipú, situada a unos 30 kilómetros de la escuela San Gabriel, del barrio

Foecyt, donde el niño asiste a clases.

El fiscal Juan Carlos Alessandra, a cargo del caso, aseguró a

Diario UNO que

profundizará la investigación en torno a los padres del pequeño.

"Nos llama la atención que todo lo que investigamos nos da resultados negativos. Por eso,

hemos citado para hoy (por ayer) a los padres para ver si han tenido algún problema con alguien y

que este hecho pueda ser una especie de mensaje", dijo el fiscal.

Por este caso, este lunes el director general de Escuelas, Carlos López Puelles,

[/contenidos/2010/05/17/Suspendieron-por-un-mes-a-la-directora-y-la-maestra-del-niño-que-desapareció-del-colegio-San-Gabriel-0042.html]separó del cargo por 30 días a la maestra y a la directora del colegio donde

asiste el pequeño Agustín. Aclaró que es para que la Junta de Disciplina actúe libremente en la

investigación.

►Ver: La protesta de los padres

Dejá tu comentario