Policiales Martes, 3 de julio de 2018

Perpetua para un albañil que mató a una jubilada

José Luis Navea (47) recibió la pena máxima por el asesinato de Teresa Vega (72), en su casa en Godoy Cruz.

En un juicio abreviado terminó de esclarecerse el crimen de una jubilada, ultimada en su casa durante un robo el año pasado en Godoy Cruz. El acusado, un albañil, asumió ser el autor y fue condenado a prisión perpetua.

Teresa Vega (72) fue encontrada sin vida en la noche del domingo 4 de junio de 2017 en su vivienda. Una nieta de ella llegó hasta el domicilio, ubicado en calle Lautaro, en Villa del Parque, y al ingresar la vio tendida en el piso, con una toalla en la cabeza y sin reacción. Dio aviso al 911 y los médicos que arribaron al lugar confirmaron el deceso de la mujer.

Una visible herida en la cara generó sospechas en los profesionales y de inmediato las autoridades judiciales comenzaron a arribar a la escena. La lesión no era compatible con el daño que puede provocar una caída accidental y la presencia de una toalla sobre la cabeza de Teresa les hizo pensar que estaban frente a un homicidio.

Un detalle importante que agrandó las especulaciones fue la presencia en la casa de una pala con manchas hemáticas. Horas después la autopsia confirmó que la jubilada murió de manera violenta. Presentaba una importante fractura en la cara.

Con la certeza de que se trató de un crimen, la fiscal de Homicidios Claudia Ríos empezó la tarea de reconstruir las últimas horas de Vega. Por declaraciones de familiares y vecinos se supo que la señora en la mañana de ese domingo había estado con un albañil que estuvo trabajando en su casa haciendo algunas reparaciones. Los arreglos fueron en el interior de la propiedad y sobre el puente de la vereda.

Luego del hallazgo del cadáver este albañil, identificado como José Luis Navea (47), fue localizado y lo llevaron a declarar. Con su testimonio y algunos elementos que había en el expediente la fiscal decidió dejarlo aprehendido.

El avance investigativo derivó en un asesinato en el contexto de un robo. El acusado atacó a la víctima para robarle una serie de pertenencias que tenía en su propiedad. Incluso esos elementos fueron encontrados en la casa de Navea, lo que terminó siendo una prueba contundente.

Además de los objetos sustraídos, ADN de este hombre fue detectado en la escena del crimen, con lo cual su situación se complicaba cada vez más. Todo esto llevó a que fuera imputado por homicidio criminis causa, que es matar para ocultar otro delito, en este caso el robo a la jubilada.

El caso llegó a juicio y ayer se iba a desarrollar la audiencia preliminar. Sin embargo, la abogada del albañil llegó a la sala 7 del Palacio de Justicia con la propuesta de un juicio abreviado. El sospechoso admitía el hecho y el debate se resolvía casi de forma inmediata.

La fiscal aceptó con la condición de que a Navea no le correspondiera otra condena que la perpetua, ya que es la única pena prevista para este delito. Hubo acuerdo y fue avalado por el juez Luis Correa Llano, quien iba a estar a cargo del debate.

En el veredicto se incluyó una sentencia por un caso muy similar al de Teresa Vega.

La víctima de ese episodio también había sido asaltada, pero logró salvar su vida.