El viernes pasado las autoridades anunciaron el primer golpe en la Operación Palomeo, una investigación por narcotráfico en Mendoza que terminó con un sujeto detenido acusado de ingresar droga al penal Boulogne Sur Mer. Sin embargo, ese no fue el punto final de la pesquisa ya que en otros ámbitos se investiga la presunta connivencia de personal penitenciario.

Un joven de 23 años fue detenido con una considerable cantidad de marihuana en su domicilio ubicado en Las Heras. Hacía medio año que estaba bajo la lupa de efectivos de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico quienes constaron que sujetos ingresaban envoltorios de 250 gramos de marihuana a la cárcel ubicada en Ciudad. El modus operandi era caminar por el exterior del establecimiento, sobre calle Plantamura, y arrojar los paquetes por encima de los muros hacia el patio de los presos.

Seguir leyendo

Embed

Si bien fuentes policiales aseguraron que hasta el momento no tienen constatada la participación de agentes penitenciarios por el momento, en el ámbito administrativo sí se está avanzando en ese sentido. Desde la Inspección General de Seguridad (IGS) confirmaron que se abrió un expediente que todavía no tiene nombres firmes pero que intenta dilucidar la presunta complicidad de agentes en el ingreso de la droga.

palomeo 11.jpg
Narcotráfico en Mendoza: la droga que ingresaban al penal Boulogne Sur Mer.

Narcotráfico en Mendoza: la droga que ingresaban al penal Boulogne Sur Mer.

De hecho un preso del penal de Boulogne Sur Mer, quien pidió resguardar su identidad por motivos de seguridad-, apuntó contra un suboficial que está a cargo de la guardia de un pabellón -también se reserva su nombre para no entorpecer la investigación-. "Él cobra por recibir las palomas. Pide entre 1.500 y 2 mil pesos, según la cantidad", manifestó el interno.

El reo agregó que el circuito continúa cuando este penitenciario entrega la droga a un interno que es cabecilla del pabellón, quien finalmente termina distribuyendo la marihuana entre el resto. "Es un interno con privilegio. Hace los negocios de drogas, celulares ilegales y ropa", indicó el testigo.