Este viernes fue un día de éxito para la Operación Palomeo. Así denominaron las autoridades policiales a la investigación por narcotráfico en Mendoza debido a la particular forma en que un sujeto lograba ingresar droga dentro del penal Boulogne Sur Mer.

Desde hace casi 6 meses que los efectivos de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico venía siguiendo el dato de un sujeto radicado en Las Heras que acopiaba droga para luego distribuirla en la cárcel capitalina. El sospechoso de 23 años -se reserva su identidad por pedido de los investigadores- solía moverse en un domicilio ubicado en calle Burgos al 841 de Las Heras.

Seguir leyendo

Operativo Palomeo: así pasaban drogas a la penitenciaría de Mendoza

Pocas veces era él quien se acercaba al penal Boulogne Sur Mer, sino que le pagaba a otros sujetos para que distribuyeran la droga. La modalidad era justamente el palomeo: los dealers caminaba por calle Plantamura, que colinda hacia el sur con el establecimiento carcelario, y arrojaban al otro lado del muro de piedra los paquetes que generalmente contenían 250 gramos de marihuana.

Embed

Los envoltorios caían en el patio y luego eran recuperados por un preso que lo distribuía al comprador. Para pagarle al proveedor de la droga se arreglaba directamente con familiares u otros contactos que tenían los reclusos fuera del penal.

Finalmente en las últimas horas se realizó el allanamiento en el domicilio en calle Burgos donde se detuvo a acusado como cerebro de la Operación Palomeo. En el domicilio encontraron un vivero indoor con diversas variedades de cannabis -8 plantas y 18 plantines- y 55 ladrillos de marihuana de origen paraguayo -poco más de 27 kilogramos-.

palomeo 22.jpg

En el allanamiento también se incautó distintos elementos de jardinería para mantener la plantación, un auto Fiat Idea y 7 teléfonos celulares.

Todos los elementos y el detenido quedarán a disposición de la Justicia Federal que es quien lleva adelante la investigación por narcotráfico en Mendoza.