Policiales Martes, 24 de julio de 2018

No había signos de violencia en el cuerpo del empresario Roberto Viegas Bordeira

La primera inspección en el cuerpo del hombre de 74 años, arrojó la hipótesis que habría sido muerte natural. Estuvo perdido casi una semana, y fue encontrado cerca de su casa, en Godoy Cruz.

El cuerpo de Roberto Viegas Bordeira, de 74 años, no tenía signos de violencia y tenía sus pocas pertenencias con él, por lo que la hipótesis de un asalto seguido de muerte perdió peso desde ocurrido el hallazgo.Se trata del empresario hotelero que desapareció el martes de la semana pasada, cuando salió en su Citroën C3 de su casa del barrio Palmares, de Godoy Cruz. El vehículo fue encontrado más tarde completamente quemado en El Pozo, en el Campo Pappa.A raíz de eso, sus familiares se enteraron que Roberto estaba desaparecido y la Policía montó un gran operativo para encontrarlo. No creían que pudiese llegar muy lejos debido a que tenía un principio de demencia y otros problemas de salud.En la mañana del lunes alguien avisó al 911 sobre el cuerpo de un hombre en una rotonda a muy pocos metros del barrio Palmares, de Godoy Cruz..Fue allí donde personal de la Unidad Investigativa de Godoy Cruz hizo un rastrillaje y dieron con el cuerpo de Roberto Viegas Bordeira.Policía Científica trabajó allí y en esa primera inspección determinó que no tenía heridas de bala ni de arma blanca, ni ningún otro tipo de signos de violencia, por lo que estimaron que tuvo una muerte natural, lo que deberá confirmar el Cuerpo Médico Forense.Otro indicio importante fue que conservaba las pocas pertenencias con las que había salido de su casa, como un reloj que aún tenía puesto, lo que hizo que la teoría de un asalto perdiera fuerza.Con estos nuevos indicios y algunos testimonios la hipótesis de lo ocurrido tomó otro rumbo. Se cree que habría tenido problemas con su auto, el cual decidió abandonarlo y regresar a su casa a pie.Por su enfermedad, y además por las bajísimas temperaturas de los últimos días, estimaron que pudo haberse descompensado y allí murió. Desde el principio se creyó que había sufrido un asalto, por el lugar y la forma en la que se encontró su auto. Incluso, un empleado del cementerio Los Andes Memorial dijo que lo vio desorientado y que quería volver al barrio Palmares. Este le habría indicado el camino y desde allí nadie más lo vio.Muchos fueron los llamados que ingresaron al 911 aportando posibles lugares donde estaría. Uno de ellos fue de una mujer quien aseguró que su pareja había cometido el crimen y que había enterrado al hombre en la zona de Barrancas.Intensa fue la búsqueda de los especialistas de la Policía durante casi una semana, aunque no dieron con ningún rastro de la víctima, hasta el lunes en la mañana.

Más noticias