Naiara Trinidad Ortiz tenía un año y nueve meses, y murió el domingo en el Hospital Perrupato, de San Martín, como consecuencia de los golpes que recibió. Allí los médicos descubrieron severas lesiones, como fractura de cráneo y costillas, que le causaron la muerte.

Todo comenzó el sábado, cuando su madre María Isabel Ortiz, de 27 años, llevó a Naiara al Hospital Saporiti, de Rivadavia, en muy grave estado.

Te puede interesar: ANSES Tablet gratis 2020: cómo acceden al formulario AUH, jubilados, monotributistas y desempleados

Jamás contó los maltratos a los que había sido sometida, solo había dicho que estaba descompuesta, con vómitos, y que no sabía qué le pasaba.

Por la gravedad del cuadro, los médicos decidieron que fuera trasladada al Perrupato, de San Martín, para una mejor asistencia.

Al ser revisada nuevamente, los galenos notaron lesiones y marcas en su cuerpito por lo que sospecharon que era víctima de golpes y maltratos. Finalmente, el domingo alrededor de las 15 la pequeña murió.

Le hicieron la autopsia la cual reveló detalles peores a lo que sospechaban. Tenía fractura de cráneo, tres costillas fracturadas y lesiones en el hígado y riñones, por lo que para los especialistas no hay dudas que la causa de muerte fueron los violentos golpes que recibió.

Luego de ser enterrada, su madre María Isabel Ortiz, y su pareja, Miguel Ávila, de 35 años, fueron detenidos y serán imputados por homicidio agravado por el vínculo y con alevosía.

Seguir leyendo