Diario Uno > Policiales

Murieron los tres ocupantes de la avioneta que cayó en Las Vegas

Dos ex­pe­ri­men­ta­dos pi­lo­tos y un fo­tó­gra­fo pro­fe­sio­nal mu­rie­ron ayer trá­gi­ca­men­teen la pre­cor­di­lle­ra men­do­ci­na cuan­do la avio­ne­ta en que via­ja­ban ca­yó so­bre los

ce­rros en las in­me­dia­cio­nes de la lo­ca­li­dad de Las Ve­gas, en Po­tre­ri­llos.

Te puede interesar...

El avión, un Pi­per PA 28 Wa­rrior se pre­ci­pi­tó a tie­rra vio­len­ta­men­te so­bre el

ce­rro El Ban­qui­to, 4,5 ki­ló­me­tros al su­des­te del pa­ra­je Pie­dras Blan­cas, con­ti­guo a

la lo­ca­li­dad mon­ta­ño­sa de Las Ve­gas, en Po­tre­ri­llos.

Los fa­lle­ci­dos fue­ron Luis Gior­gio de 51 años (pi­lo­to), Ro­ge­lio Hi­dal­go, de 75

(co­pi­lo­to), y Car­los Al­ber­to Bau, de unos 50, años quien se de­di­ca­ba a la fo­to­gra­fía.

Los cuer­pos de las víc­ti­mas fue­ron res­ca­ta­dos ayer a las 18.30 con el he­li­cóp­te­ro

de la Po­li­cía de Men­do­za des­pués de ca­si ocho ho­ras de in­ten­tos in­fruc­tuo­sos por

re­ti­rar­los del lu­gar.

So­bre­vi­vió pe­ro no aguan­tó

Uno de los via­je­ros so­bre­vi­vió al im­pac­to y fue el he­li­cóp­te­ro po­li­cial el que

por ca­sua­li­dad avis­tó el avión y des­pués al so­bre­vi­vien­te, du­ran­te un vue­lo de

ru­ti­na.

La na­ve de la fuer­za se acer­có y no­ta­ron que el copiloto, Ro­ge­lio Li­to Hi­dal­go,

ha­cía se­ñas con una ma­no des­de una ven­ta­ni­lla. El he­li­cóp­te­ro po­li­cial se acer­có lo

más que pu­do, dos po­li­cías en­tre­na­dos en pri­me­ros au­xi­lios ba­ja­ron de la máqui­na y la

na­ve par­tió pa­ra pre­pa­rar el res­ca­te.

Pe­ro lo inac­ce­si­ble del te­rre­no, los fuer­tes vien­tos en la zo­na y la po­si­ción en

que que­dó el Pi­per, in­cli­na­do so­bre la la­de­ra su­pe­rior del ce­rro, im­pi­die­ron a los

pi­lo­tos po­li­cia­les po­ner en prác­ti­ca al­gún res­ca­te rá­pi­do, lo que de­ri­vó en que una

ho­ra y me­dia des­pués el so­bre­vi­vien­te fa­lle­cie­ra en el lu­gar.

Mien­tras tan­to por tie­rra par­tió un par de pa­tru­llas pa­ra lle­gar has­ta el zo­na, que

de­mo­ra­ron ca­si seis ho­ras de tra­ve­sía.

Na­die sa­bía ayer qué in­con­ve­nien­te ha­bía de­rri­ba­do al Piper y sus dos

ex­pe­ri­men­ta­dos pi­lo­tos, pe­ro las es­pe­cu­la­cio­nes pa­sa­ban pun­tual­men­te por las

co­rrien­tes de vien­to as­cen­den­tes y des­cen­den­tes, que es a lo que más te­men los

avia­do­res.

Uno de los co­men­ta­rios re­cu­rren­tes en la ba­se de ope­ra­cio­nes del res­ca­te, cer­ca

del di­que Po­tre­ri­llos, era que "las co­rrien­tes del ai­re en es­ta zo­na son muy

trai­cio­ne­ras y de cui­da­do".

Y jus­ta­men­te lo que se es­pe­cu­la­ba es que el avión ha­ya si­do em­pu­ja­do por una

co­rrien­te de ai­re ha­cia el ce­rro y no ha­ya te­ni­do su­fi­cien­te fuer­za pa­ra re­mon­tar­la

im­pac­tan­do con­tra el sue­lo.

El pre­si­den­te del Ae­ro­club Men­do­za, Ri­car­do Gua­jar­do, di­jo a UNO que "el avión

es­ta­ba en per­fec­to es­ta­do con to­dos los pro­to­co­los de man­te­ni­mien­to en

con­di­cio­nes, pe­ro bue­no, se­rá la Jun­ta de Ac­ci­den­tes la que nos di­rá qué ocu­rrió".

Pre­ci­só que "ellos des­pe­ga­ron del Ae­ro­club Men­do­za (ubi­ca­do en La Pun­ti­lla) a

las 9.30 y avi­sa­ron que iban a vo­lar du­ran­te unos 40 mi­nu­tos. Pe­ro cuan­do pa­só al­go más

de una ho­ra y no vol­vían em­pe­za­mos a in­quie­tar­nos y bue­no, des­pués nos en­te­ra­mos de

es­ta des­gra­cia".

Gua­jar­do ase­gu­ró que no hu­bo nin­gu­na co­mu­ni­ca­ción pi­dien­do ayu­da o

de­cla­ran­do una emer­gen­cia pe­ro pun­tua­li­zó: "Mi­re, el avión tie­ne un equi­po VHF, que en

al­gu­nas zo­nas de mon­ta­ña no tie­ne po­si­bi­li­dad de con­tac­to. Es pro­ba­ble que no ha­yan

po­di­do trans­mi­tir".

El ti­tu­lar de la en­ti­dad con­fir­mó ade­mas que el avión era pro­pie­dad de la en­ti­dad

y que tan­to Gior­gio co­mo Hi­dal­go eran so­cios.

"Es­ta­mos de­vas­ta­dos, no só­lo eran pi­lo­tos de años si­no tam­bién com­pa­ñe­ros y

ami­gos", la­men­tó Gua­jar­do.

En cam­bio acla­ró que "al se­ñor Bau no lo co­no­cía­mos, no sa­be­mos quién es y no era

so­cio del Ae­ro­club". Otro so­cio di­jo a UNO que era co­no­ci­do de Gior­gio.

Pa­ra hoy se es­pe­ra el arri­bo de la Jun­ta Fe­de­ral de Ac­ci­den­tes, con asien­to en

Cór­do­ba, el úni­co or­ga­nis­mo na­cio­nal que pe­ri­ta a los avio­nes si­nies­tra­dos y

de­ter­mi­na las cau­sas de una tra­ge­dia.