Diario Uno Policiales San Juan
Crimen

"Me la mandé": la confesión del femicida que abusó y mató a una niña de 11 años

El primo de Yoselí Rodríguez, la niña que fue violada y asesinada, confesó lo sucedido momentos antes de ser detenido. Cuáles fueron sus palabras

Por UNO

Juan Carlos Rodriguez (24) se vio acorralado cuando la Policía lo interrogó. No había sido el unico que tenía a los investigadores en frente, pero los demás testimonios lo señalaban a él con la ropa llena de tierra a la misma hora en que Yoselí Rodríguez, de 11 años, había sido asesinada. Allí, frente a los policías, se terminó quebrando: "Me la mandé", dijo. El hecho ocurrió en San Juan y fue el primer femicidio del año.

El testimonio de Rodríguez, sin embargo, puede llegar a no ser válido si la Justicia lo decide así. Esto, porque no cumplió todas las formalidades que exige el proceso. Sin embargo, sirvió para encontrar otras pruebas en su contra.

"Me la mandé. La maté, la maté y tiré el cuchillo en el campo", les indicó a los investigadores y después les dijo donde encontrar el arma homicida.

San Juan La niña violada y asesinada por su primo.jpg

Cómo fue el crimen

Yoselí estaba durmiendo en la casa de su tía, la madre del acusado, cuando su primo la fue a despertar y la sacó de la casa. Cuando el joven observó que nadie los veía, dominó a la pequeña y la mantuvo quieta.

Con la niña indefensa, el hombre la violó vaginal y analmente. Para ocultar su crimen, la apuñaló 10 veces. Nueve en el cuello y una en el rostro. Luego, movió el cuerpo y lo dejo tirado allí.

Juan Carlos rodriguez, femicidio, san juan.jpg

Cuando la Policía llegó al lugar, fue uno de los tantos curiosos que se acercaron a ver lo que sucedía, pero en el momento en que los investigadores empezaron a hacer preguntas, él se puso nervioso, intentó esconderse. Incluso mintió sobre sangre que tenía en sus manos. Finalmente terminó confesando.

"Nunca nos imaginamos que iba a hacer esto, nunca lo vimos con malas intenciones. Por más borracho y drogado que estaba no se justifica lo que hizo. Nunca terminamos de conocer a las personas. Volvió de Puerto Madryn para arruinar nuestras vidas", explicó Juan Pereyra, tío de la niña.

Temas relacionados: