Policiales Miércoles, 21 de marzo de 2018

Mató a su mujer y ahora puede quedar libre o recibir prisión perpetua

Se definió la fecha para el juicio por el crimen de Alejandra Janko (32), ultimada en San Carlos a fines de 2016. Su esposo admitió haber cometido el hecho pero puede zafar por la calificación legal.

La Justicia realizó la audiencia previa y le puso fecha al debate oral y público por el asesinato de Alejandra Janko (32), ocurrido en diciembre de 2016. El único sospechoso es su pareja, quien ya admitió su autoría en el hecho. El juicio se centrará en discutir la calificación legal.

En horas del mediodía se realizó la audiencia preliminar en la Séptima Cámara del Crimen. Tanto la Fiscalía como los abogados querellantes y defensores discutieron las pruebas que se ventilarán en el debate oral y público.

Más allá de dirimir algunas cuestiones en ese sentido, no hubo mayores inconvenientes -tales como nulidades- y el debate quedó fijado para el 20 y 23 de abril próximo. Las partes acordaron que el tribunal sea colegiado y que se realice en el Valle de Uco, para evitar los engorrosos costos de traslado por parte de los familiares de la víctima fatal.

Esos días, Sixto Cruz Huanca se sentará en el banquillo de acusados aunque su posición es complicada. Durante la etapa de investigación, el hombre admitió haber cometido el asesinato pero dijo que no fue intencional.

Palabras más palabras menos, confesó que mantuvo una discusión con la víctima en la cual terminó propinándole un golpe de puño. Janko cayó al suelo y, al ver que no reaccionaba, el acusado se asustó y decidió arrojarla a un río.

Como la autoría del hombre no estará en discusión en el debate, las partes se centrarán en las circunstancias del hecho y, sobre todo, en la calificación. Cruz llegará al juicio acusado por homicidio agravado por violencia de género y por el vínculo, el cual está penado con prisión perpetua. Será tarea de la fiscal Laura Rousselle demostrar esta línea.

Sin embargo, su defensa buscará sostener la tesis del homicidio preterintencional, es decir, que quiso causarle daño a la mujer pero sin la intención de matarla y que el medio empleado -golpe de puño- no debía razonablemente tener un desenlace fatal. Este delito está penado con 1 a 3 años de prisión.

Búsqueda con el peor desenlace

El 10 de diciembre de 2016 fue la última vez que Alejandra Janko fue vista con vida en el departamento de San Carlos, más precisamente en una finca ubicada en calle Coronel Videla. Sus familiares comenzaron a buscar y su esposo, quien incluso salió hablando ante los medios de comunicación, dijo que se habá ido hacia Mendoza con 150 mil pesos.

La búsqueda se extendió durante varios días, hasta que trabajadores rurales hallaron un cadáver en un río ubicado a 5 kilómetros del domicilio de la víctima. Fue reconocido inmediatamente por sus prendas de ropa, pese a que el cuerpo estaba descompuesto por el paso del tiempo.

Inmediatamente los pesquisas pusieron la lupa sobre su familia, quien había aportado diversas informaciones falsas. Hasta había trascendido que Janko había regresado a Bolivia, su país natal, y les había dicho que estaba en buen estado.

Sixto Cruz y su hermanastro fueron detenidos a los pocos días. El primero de ellos confesó haberla golpeado y matado sin intención, por lo que quedó privado de su libertad. El segundo terminó sobreseído por falta de pruebas.

Más noticias