Diario Uno Policiales Maradona
La muerte del Diez

Maradona: citaron a declarar a Matías Morla a pedido de las hijas del ex futbolista

Los fiscales que investigan la muerte de Diego Maradona, citaron a declarar como testigo al abogado y ex representante Matías Morla, a pedido de las hijas del ex futbolista

Por UNO

Matías Edgardo Morla, el abogado y ex representante de Diego Armando Maradona, fue citado a declarar el lunes próximo como testigo en la causa en la que se investiga la muerte del ex futbolista, a pedido de Dalma y Gianinna, las hijas mayores del "Diez", quienes habían solicitado a la Justicia que la investigación no se agote con las responsabilidades médicas.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que Morla deberá presentarse el próximo lunes a las 11 en la sede de la Fiscalía General de San Isidro para declarar ante los fiscales a cargo de la causa, Patricio Ferrari, Cosme Iribarren y Laura Capra.

La declaración se realizará de manera presencial y los abogados de las partes fueron notificados que, como medida preventiva por la pandemia del coronavirus, podrán participar de la audiencia a través del Sistema SIMP Videollamada.

La citación del ex apoderado del Diez había sido solicitada por los abogados Federico Guntin y Marcelo Sverdlik Warschavsky, quienes representan en la causa a las hijas del "10" como particulares damnificadas.

En un escrito entregado a los fiscales el 22 de septiembre pasado, los letrados habían solicitado que la causa por la muerte de Maradona no se agote con las responsabilidades médicas sino que se profundice la investigación para saber si había alguna razón por la cual Diego "debía morir" y que se cite a declarar como testigos a cinco miembros del "entorno", entre ellos, Morla.

Para la querella, de las testimoniales y las indagatorias que fueron tomadas hasta el momento, surge que, "dentro de la expresión poco afortunada de 'entorno', se ubican un cúmulo de personajes con un manejo absolutamente discrecional de la vida del occiso, como así también de sus vinculaciones, afectos, adicciones, su patrimonio, su aislamiento, su supresión de voluntad, y hasta su sometimiento a servidumbre".

Guntin y Sverdlik Warschavsky le atribuyen a esas personas, entre otras cuestiones, "el suministro de estupefacientes, alcohol" y el doblado de "las firmas del malogrado Maradona".

Ahora, los fiscales decidieron hacer lugar a ese pedido y llamaron a declarar no solo a Morla, sino también a que amplíen sus testimoniales su cuñado Christian Maximiliano Pomargo, quien era secretario personal de Maradona y convivía con él; y al sobrino del ex fubolista Jhonatan Espósito, quien también vivía en la casa de Tigre en la que murió Diego el pasado 25 de noviembre.

Pomargo deberá presentarse el miércoles de la semana próxima a las 10, mientras que Espósito lo hará el mismo día pero a las 13.

Finalmente, los fiscales pidieron también que se presenten a declarar la escribana Sandra Verónica Iapolsky y la contadora Andrea Trimarchi, quienes deberán declarar como testigos el jueves a las 10 y a las 13, respectivamente.

Te puede interesar Lanús: un efectivo de Prefectura mató a un delincuente que intentó asaltarlo

Maradona, la mayor figura de la historia del fútbol mundial, murió a los 60 años el 25 de noviembre de 2020 al mediodía, en una casa del barrio privado San Andrés, de Tigre, donde transitaba la internación domiciliaria que está bajo investigación penal en la justicia de San Isidro.

La autopsia determinó que murió como consecuencia de un "edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada" y descubrieron en su corazón una "miocardiopatía dilatada".

Te puede interesar General Rodríguez: baleó a una vecina en el Día de la Madre porque le molestaba la música

Tras las conclusiones de una junta médica, siete profesionales de la salud fueron imputados por "homicidio simple con dolo eventual", figura penal que prevé de 8 a 25 años de prisión y que fue elegida por los fiscales tras una investigación en la que concluyeron que el equipo médico de Maradona fue "deficiente", "temerario" e "indiferente", y que sabía que el "10" podía morirse y no hizo nada para evitarlo.

Los imputados son el neurocirujano y médico de cabecera del ex futbolista, Leopoldo Luque (39 años); la psiquiatra Agustina Cosachov (36); el psicólogo Carlos Ángel "Charly" Díaz (29); los enfermeros Ricardo Omar Almirón (38) y Dahiana Gisela Madrid (36); su coordinador, Mariano Ariel Perroni (40); y la médica coordinadora de la empresa Swiss Medical Nancy Forlini (52 años).

Temas relacionados: