Inconscientes

Manejó borracho una ambulancia y llevaba asado y cervezas

Un conductor manejó borracho una ambulancia y cuando fue revisado por la policía le encontraron asado, vino y pan. El acompañante también estaba ebrio

Por UNO

(Editado por Pablo González) Un conductor manejó borracho una ambulancia y cuando fue revisado por la policía le encontraron asado, vino y pan. El acompañante también estaba en estado de ebriedad. El hecho sucedió en la localidad salteña de El Carril.

Un escándalo sacudió a la localidad salteña de El Carril, donde un chofer manejó borracho una ambulancia, quedó detenido en un control policial y se quejó que llegaba tarde a un asado organizado en su casa. En el vehículo transportaba las bebidas alcohólicas, los kilos de pan y la carne con la que iba a hacer la reunión.

Seguir leyendo

El conductor fue identificado como Alberto Altamirano, jefe de mantenimiento del hospital Joaquín Corbalán de Rosario de Lerma, quien circulaba en una ambulancia con otro hombre y fueron detenidos en un control policial ubicado en Ruta 33, en el acceso a la mencionada localidad situada a 37 kilómetros al sur de Salta.

Fuentes policiales revelaron que Altamirano le dijo a los policías que "estaba llevando a su acompañante a Santa Rita porque recién había terminado un trabajo de durlock en el hospital". Al someterse a la prueba de alcoholemia, el conductor dio 1,2 gramos de alcohol en sangre; por lo que quedaron demorados y les secuestraron el vehículo.

La sorpresa estaba en el interior de la ambulancia. Cuando abrieron la puerta, encontraron una gran cantidad de cervezas, varios kilos de asado y pan, "todo para supuestos pacientes del centro de atención Santa Rita", indicaron los voceros, según consigno el sitio El Tribuno.

El acompañante del chofer se quejó que llegaban tarde al asado que habían organizado y amenazó a los efectivos con llamar a una diputada provincial de la zona y al propio secretario de Seguridad provincial para que los dejen seguir su camino.

Altamirano, por su parte, fue multado por 90 mil pesos por manejar borracho. Los policías constataron luego que él sacó sin permiso la ambulancia, que no tenía balizas y el embrague estaba en malas condiciones.

Temas relacionados: